El jugador del Real Valladolid, Gonzalo Plata, que acaba de incorporarse a los entrenamientos del cuadro blanquivioleta tras su participación con la selección de Ecuador, ha asegurado que será “más útil” a su nuevo equipo “jugando por la derecha”.

“Por lo que he visto, en la Segunda división se da mucho espacio a los extremos, y creo que en esa posición podré aportar más, a medida que vaya teniendo minutos”, explicó durante su presentación a los medios, en la que estuvo acompañado por el director deportivo, Fran Sánchez, y el director del gabinete de Presidencia, David Espinar.

Sánchez detalló que Plata “puede aportar desequilibrio, ya que es muy fuerte en el uno contra uno”, una cualidad que también ha destacado el propio jugador, y que espera poder demostrar “dando todo en cada partido, añadiendo otro granito de arena para lograr el ascenso”, refirió.

Según el internacional ecuatoriano, sus primeras impresiones han sido “muy buenas”, tanto “por el entorno, como por las instalaciones y las personas del club”, que le han recibido “muy bien”, al igual que el técnico, al que llama “profe”, José Rojo “Pacheta”, el cual le ha dado “mucha confianza”.

Publicidad

Además, le ha transmitido que esté “tranquilo”, porque considera que va a dar “mucho” al equipo, al que ha llegado cedido del Sporting de Lisboa y, si bien existe una opción de compra del Real Valladolid sobre el jugador, los diez millones para llevarla a cabo hacen “complicadoejecutarla, tal y como ha precisado Sánchez.

Gonzalo Plata decidió aceptar la oferta de la entidad vallisoletana porque “su proyecto es muy interesante”, a lo que se añade que “supone una nueva experiencia poder jugar en la liga española”, aunque sea en Segunda división, “porque el Real Valladolid es un equipo de Primera, y volverá a ella”.

Plata está “a disposición” del técnico para poder formar parte de la convocatoria para el próximo encuentro ante el Girona y “si puede ser en el once inicial, mejor”, aunque eso dependerá de la decisión de “Pacheta” tras sus primeros entrenamientos con el resto de la plantilla.

El extremo izquierdo ha indicado que presenció en el estadio José Zorrilla el último encuentro del Real Valladolid ante el Tenerife, que terminó con derrota por 0-2 y, al respecto, comentó que “está claro que no va a ser fácil subir de categoría, pero el equipo está mentalizado y a veces es bueno caer para levantarse”, añadió.

En cuanto a su estancia en Portugal, el jugador reconoció que quizá tenga “una espina clavada” al no haber tenido “un buen paso” por el Sporting de Lisboa, pero ahora se abre “una nueva etapa, un nuevo comienzo” en la que confía contar con la suerte que no tuvo en el país luso.

Por último, señaló que le gustaría que se “parase” la Segunda división, como sucede en Primera, cuando hay compromisos de las selecciones ya que, en su caso, en octubre tiene cita con Ecuador “y eso significará estar dos semanas fuera y perder dos o tres partidos con el Real Valladolid”, concluyó. (D)