Después de casi una década sin títulos, el Fenerbahce, con el técnico portugués Jorge Jesús al mando y el delantero ecuatoriano Enner Valencia, alzó la Copa de Turquía tras superar en la final 2-0 al Basaksehir con un doblete de Michy Batshuayi.

El club turco firmó a Jorge Jesús el pasado verano con el objetivo de recuperar una gloria perdida desde 2014, año en el que ganó su último título. En concreto, consiguió la Supercopa de Turquía para cerrar un buen ciclo que incluyó una Liga y una Copa en 2013. Sin embargo, desde entonces, la ausencia de alegrías en uno de los históricos del fútbol otomano ha sido total.

Hasta este sábado. La mano de Jorge Jesús, después de una temporada en el banquillo del Fenerbahce, se ha hecho notar. Después de terminar segundo en Liga por detrás del Galatasaray, el entrenador luso ha conseguido dirigir a su equipo hacia la victoria en la Copa para sumar el vigésimo primer título de su carrera en los quince clubes que ha defendido.

Publicidad

Batshuayi fue el protagonista de la final. Con todos los focos puestos sobre el tricolor Valencia (33 goles esta temporada en todas las competiciones), fue el belga quien se encargó de desnivelar la balanza.

Tampoco tenía malos números el delantero del Fenerbahce, que con el doblete frente al Basaksehir terminó el curso con veinte tantos en su casillero.

El primero lo marcó a los 46 segundos del partido. Aprovechó un pase entre líneas de Arda Guler para batir en un mano a mano al portero Muhammed Sengezer. Después, a la media hora, celebró el segundo tras empujar la pelota a placer desde el punto de penalti para cerrar un partido en el que el Basaksehir nunca tuvo opciones.

Publicidad

Al final, el Fenerbahce alzó un título muy deseado con un claro protagonista: el técnico portugués Jorge Fernando Pinheiro de Jesús. (D)