El Real Madrid se metió este miércoles en la final de la Supercopa de España al imponerse 5-3 al Atlético en la prórroga de un partido loco en Riad, en el que Antoine Griezmann se convirtió en el máximo goleador histórico rojiblanco.

El Atlético de Madrid se adelantó por medio de Mario Hermoso (7), pero Antonio Rüdiger igualó (20) y Mendy puso el 2-1 (23), antes de que Antoine Griezmann volviera a empatar con un tanto para la historia (37).

Un autogol de Kepa puso el 3-2 (78) para el Atlético, pero Dani Carvajal igualó casi sobre la campana (85) enviando el partido a la prórroga, donde otro autogol de Savic sentenció el encuentro (116), haciendo anecdótico el gol de Brahim (120+2).

Publicidad

Los merengues jugarán su segunda final consecutiva de Supercopa el domingo contra el ganador del duelo del jueves entre el Barcelona y el Osasuna.

Los atléticos se adelantaron pronto en el estadio Al-Awwal de Riad, en cuyas abarrotadas gradas predominaba el blanco de apoyo a los merengues.

Mario Hermoso conectó un cabezazo al saque de un córner botado por Griezmann que impulsó a los rojiblancos.

Publicidad

El Real Madrid buscó el empate, pero no lograba zafarse de la presión del Atlético, hasta que la solución llegó también con el balón parado en un saque de esquina que remató Rüdiger a la red rojiblanca.

El Atlético acusó el empate, mientras el Real Madrid empezó a llegar más.

Publicidad

Vinícius intentó sorprender con un disparo ajustado al palo, que sacó Jan Oblak (27), pero poco después, el portero rojiblanco no pudo ver llegar el gol de Mendy.

El francés remató prácticamente de espaldas a la portería con el exterior un pase de Carvajal para poner el 2-1 (23).

Por detrás en el marcador, el Atlético se desperezó en busca del empate y tras un inocente cabezazo de Griezmann que atajó Kepa (33), el francés entró en la historia de su club.

Griezmann recortó al borde del área y se fue hacia la media luna, desde donde soltó un disparo ajustado al palo que superó a Kepa (37) para poner el empate y marcar su gol 174 con la camiseta rojiblanca.

Publicidad

El francés se colocó como máximo goleador histórico de su club superando por un gol la marca que tenía el mito rojiblanco Luis Aragonés, fallecido en 2014.

El Atlético volvió a poner las tablas cuando parecía que el Real Madrid tenía el encuentro controlado, dejando todo abierto para la segunda parte.

Los dos equipos empezaron con muchas imprecisiones, pero poco a poco el partido volvió a coger ritmo con dos equipos que apenas se detenían en el centro del campo para buscar directamente la portería contraria.

En un nuevo balón parado, Vinícius sacó rápido una falta para Carvajal, pero su disparo a bocajarro lo bloqueó Oblak (71), que casi inmediatamente volvía a lucirse a tiro de Rodrygo (72).

El Real Madrid parecía estar más cerca del gol, pero en una extraña jugada en un centro de Riquelme, saltaron Álvaro Morata y Kepa y el balón acabó dentro de la portería tras dar en el portero madridista (78).

El tercer tanto parecía cerrar el partido, pero el Real Madrid no bajó los brazos, volcándose sobre la portería de Oblak.

Varios disparos y rechaces de Bellingham y Vinícius que se toparon con Oblak y la defensa rojiblanca acabaron con un disparo final de Carvajal para hacer el 3-3 (85) que mandó el partido a la prórroga.

En el tiempo extra, el Real Madrid se mostró más fuerte físicamente para imponerse cuando un centro de Carvajal acabó con un autogol de Savic (116), que remacharía Brahim con un disparo lejano a puerta vacía aprovechando una subida de Oblak (120+2). (D)