Félix Sánchez Bas se convertirá, cuando debute en el banquillo de Ecuador contra Venezuela, este sábado, 22 de junio, en el segundo español que dirige a la Tricolor en la Copa América (el otro fue Josep Planas, en Brasil 1949). La Selección abrirá contra los llaneros las acciones del grupo con el DT que tiene quince meses al mando, tras convertirse, para su desgracia, en el peor DT de un combinado dueño de casa en un Mundial de la FIFA.

El catalán de 49 años dirigió a Qatar en la Copa del Mundo 2022 y perdió los tres juegos de la fase de grupos. Por primera vez un cuadro local perdía en un duelo de estreno en el torneo, y con los qataríes Sánchez Bas quedó en el último lugar de la tabla general.

En la Copa América de Estados Unidos 2024, “tras ser campeón (de Asia) con Qatar, quiere el primer título americano en la historia de Ecuador”, dice este día el periódico Marca, de España.

Publicidad

La Copa de Asia

Esto dice el rotativo de Madrid sobre el adiestrador de la Tri: “Sánchez Bas se ha visto, de pronto, con la responsabilidad de guiar a la joven selección ecuatoriana en esta Copa América. Nadie, se supone, se lo hubiera imaginado cuando el entrenador catalán, que salió de La Masía para enrolarse en la Academia Aspire de Qatar, ganó la Copa Asia 2019 con el país asiático, una gesta de tamaño gigante que luego, curiosamente, repetiría su paisano Tintín Márquez en la Copa Asia 2023″.

Se agrega que “Félix no está teniendo una vida fácil en aquel país, que exige resultados sin respetar un proceso que Sánchez Bas está llevando con dignidad en resultados. Su balance al frente del país es de trece partidos, con siete encuentros ganados, dos empatados y cuatro derrotas”.

Un milagro

Marca añade en una nota titulada ‘Félix Sánchez, en busca de (otro) milagro con el debut de Ecuador’, que “curiosamente, no es la primera Copa América de Félix, que dirigió a Qatar la de 2021 como invitado antes de estrellarse en el Mundial de ese país, en el que Qatar perdió sus tres partidos, siendo el peor anfitrión de la historia”.

Publicidad

“Pero su milagro de la Copa Asia ahí quedará... y quién sabe si Ecuador no lo puede repetir en esta Copa América. Si no, le espera una buena a Sánchez porque los medios nacionales parecen haberle cogido tirria y no perdonan una al preparador catalán. Para Ecuador una buena Copa sería, mínimo, llegar a semifinales, puesto que los cuartos se hacen casi sin respirar. Veremos qué pasa”. (D)