De jugar con una colección de volantes extranjeros de paupérrimo nivel (especialmente los contratados como ‘refuerzos’ para la temporada 2023), de sistemáticamente no ser tomado en cuenta en las convocatorias de la Selección (Gustavo Alfaro lo hizo jugar 86 minutos contra Nigeria, en un amistoso), pese a su buen nivel sostenido en un mal Emelec, Dixon Arroyo ahora disfruta de mejores compañías en el Inter de Miami, de la MLS. Juega con Lionel Messi.

A finales de marzo anterior, el guayaquileño de 30 años aclaró que no presentó “una demanda, sino una notificación”. “Hice una pregunta a Liga Pro y el presidente (José Pileggi, del club azul) lo tomó a mal, pero hay que solucionarlo”. Arroyo se refería al pedido que le hizo al ente que organiza el campeonato nacional para que se le exigiera a Emelec el pago de una deuda de dos meses de sueldo (noviembre y diciembre del 2022). Sus compañeros no entrenaron durante un día, como respaldo.

Messi marca doblete, Dixon Arroyo sigue como titular y Leonardo Campana gana minutos en victoria del Inter Miami

Despedida azul

En abril pasado acordó con la dirigencia eléctrica su salida por “mutuo acuerdo”, pero antes de aquello, Arroyo se quejó de la administración emelecista: “Le escribí al presidente, vicepresidente, al gerente, al coordinador, y nadie me dio razón (de mi pago). Lo único que me dijeron es que no me iban a pagar, y no es así, porque los valores firmados se tienen que pagar, haya o no campeonato. Porque si no, esos dos meses podía trabajarlos con otro equipo, y no creo que el equipo (deudor) lo permita”.

Publicidad

Dixon Arroyo, Lionel Messi y Sergio Busquets, titulares en derbi de Florida en eliminatorias de la Leagues Cup

Al irse de Emelec, dijo Arroyo: “Llevaré por siempre estos colores en mi corazón”. Por su parte, Pileggi aseveró: “En el fondo, sus intenciones eran salir de Emelec y buscó una excusa. Me hubiese gustado que Dixon sea frontal y nos dijera que se iba a otro club”.

Messi, Busquets y Dixon Arroyo como cabezas de área, ¿y 8 más en el once del Inter Miami?

Toda aquella disputa quedó atrás. Arroyo se unió al Inter de Miami, de la MLS, donde ya estaba otro ecuatoriano, el delantero Leonardo Campana. Pero lo mejor estaba por ocurrir. El equipo estadounidense, que tiene al inglés David Beckham como rostro más visible entre sus dirigentes, dio un batacazo que estremeció al planeta al fichar a Lionel Messi, aún el mejor futbolista del mundo y capitán de Argentina en la coronación en Qatar 2022.

Messi, Busquets, Alba

Y con Messi llegaron poco tiempo después Sergio Busquets, multicampeón de todo tipo de torneos con el FC Barcelona y monarca de la Eurocopa y del Mundial 2010 con España, más Jordi Alba, ganador de 18 títulos con el Barça y de una Eurocopa (2012) con la selección española.

Publicidad

El fichaje de Messi generó una revolución mediática que ninguno de los jugadores del Inter de Miami había experimentado antes. Arroyo, y también Campana, están ahora inmersos en la locura que genera Messi.

“Todos los días hay algo para aprender. No me esperaba este reto; se volvió un gran sueño. Son jugadores que te marcan. Converso mucho con Sergio (Busquets), con Lio y con Jordi. A Sergio lo sigo desde que yo era pequeño y ahora es una bendición compartir cancha con él”, dijo Arroyo el viernes.

Publicidad

De lo que le espera al Inter de Miami, mal ubicado en la tabla de posiciones de la MLS, Arroyo comentó: “Esto es paso a paso. Llegó Lio, llegó Sergio y ahora Jordi, que son grandes jugadores y excelentes personas. Llegan a sumar. Vamos a ir ganando partidos y haciendo las cosas bien poco a poco. Esperamos seguir así. Recién van dos partidos, y quién quita que seamos el equipo al que todos quieran ganar”.

De su nueva ubicación en la cancha, pero siempre como mediocampista, Arroyo declaró en rueda de prensa: “Hay que estar predispuestos para aportar en cada posición. El fútbol es de adaptación. Ahora ya no me toca estar en el centro (de la línea de volantes), sino a la derecha. Lo más importante es tener ganas, hacer las cosas bien y ayudar a Sergio (Busquets) a hacer el ida y vuelta y a cubrir las bandas. Hemos visto resultados”. (D)