Una publicación en Twitter de Carlos Alfaro Moreno causó furor la madrugada del 30 de marzo al revelar que Barcelona Sporting Club ha pensado en Lionel Messi como la estrella por contratar para la Noche Amarilla de 2025. La presencia del capitán de la selección argentina en Guayaquil, por el partido de la eliminatoria que Ecuador disputó ante la Albiceleste, fue aprovechada por el directivo barcelonista para saludarlo, extenderle una invitación a la figura del Paris Saint-Germain y también entregarle una camiseta del equipo con el número 100 en el dorsal.

El tuit de Alfaro Moreno conmocionó a la fanaticada amarilla; sus declaraciones a ESPN el mismo día, por la tarde, le dieron fuerza y forma al próximo deseo del barcelonismo.

“En el 2025 cumplimos cien años (de vida institucional). Todos los barcelonistas sueñan en el mejor jugador del mundo; yo soy uno. Entonces, le hicimos un presente en un cajita con una camiseta con el número cien y con el nombre de él y una invitación. Ojalá este sueño podamos cristalizarlo a futuro”, narró el Beto a ESPN acerca del encuentro con Messi en el estadio Monumental Banco Pichincha, tras el empate por 1-1 entre Ecuador y Argentina.

Pero ¿fue convincente el anuncio de Carlos Alfaro Moreno a la hinchada torera? ¿De algo muy especial depende el sí de Leo Messi y su entorno para venir a Guayaquil en 2025 y jugar por una noche con la camiseta del ídolo del Astillero?

Publicidad

EL UNIVERSO pudo conocer que el propósito de la institución es contar con el crac rosarino para el año del centenario, para celebrar a lo grande este evento, que tiene repercusión a nivel internacional por las estrellas que antes fueron invitadas, entre ellas, Ronaldinho (2016) y Javier Mascherano (2021), excompañeros de Leo en el FC Barcelona.

El futbolista cumplirá 35 años el próximo 24 de junio. Su contrato con PSG finalizará el 30 de junio de 2023.

Seguramente las negociaciones avanzarán en los próximos meses. Entre tanto, el área de Marketing de Barcelona SC planea la estrategia para lograr el fichaje.

Una reunión cumbre tendrá que realizarse, asimismo, en los meses venideros para obtener la enhorabuena del 10 rosarino y la de su entorno.

Publicidad

Y es que en Barcelona SC se reconoce que la contratación es difícil, pero no imposible. Es evidente que los acuerdos comerciales de Messi y una potencial extensión de contrato con PSG para los próximos dos años después de 2023 complicarían la visita del argentino a Guayaquil, sobre todo lo que cuesta el seguro del jugador, por tratarse de un deportista en activo a los 37 años, si ese fuera el caso de Leo.

Se desconoce a cuánto se aproxima la operación para traer a Messi para que juegue un partido con Barcelona SC, pero EL UNIVERSO pudo conocer que el coste del seguro para traer al brasileño Dani Alves cuando era jugador del Sao Paulo FC era sumamente costoso, cifras que el club guayaquileño consideró en su momento inalcanzables para continuar con las negociaciones con el entorno del histórico lateral.

Este martes, en rueda de prensa, Alfaro Moreno confesó que el martes anterior no tuvo la oportunidad de entregarle a Messi el presente que se había preparado justamente por su visita a Guayaquil y el estadio Monumental; sin embargo, un amigo en común de ambos (Marcelo Daddy D’Andrea, el masajista histórico de la selección argentina) aceptó gustoso el encargo del Beto de entregarle la camiseta de obsequio a la Pulga, que esa noche del 24 de marzo tomó un avión privado para retornar a París.

El Beto Alfaro Moreno añadió que la invitación a Messi estaba preparada con antelación. “Es un sueño de esta administración y de los barcelonistas que él pueda ser invitado a esa Noche Amarilla Centenario. Vamos a trabajar mucho para conseguirlo”. (D)