El silencio de los seleccionados brasileños ante los medios de comunicación y la reacción del seleccionador Tite dejan ver el descontento en lo interno de la selección auriverde y su postura ante la organización de la Copa América en Brasil, uno de los países más afectados por la pandemia del COVID-19.

Las últimas declaraciones de Tite lo pusieron claro. El jueves, el entrenador prefirió no comentar por la organización del torneo, pero dijo que sus dirigidos “tienen su opinión”, expresada esta al presidente de la Confederación brasileña de Fútbol (CBF), Rogério Caboclo.

El portal UOL habla de un “disgusto por parte de los jugadores”, que tiene “varias raíces y ya hay consecuencias reales”.

Parte de esto es la ausencia de los jugadores a las conferencias de prensa, cinco en total desde la concentración de la Verdeamarela para medir este viernes a Ecuador, por fecha de eliminatorias.

Publicidad

El medio brasileño detalla reuniones entre miembros de la selección y dirigentes de la CBF, incluso con Caboclo, “quien viajó de Río de Janeiro a Teresópolis solo por eso”.

De acuerdo con radio Gaúcha, de Porto Alegre, los seleccionados brasileños que actúan en Europa pidieron reunirse con la comisión técnica, a la que manifestaron su deseo de no disputar la Copa América.

Según globoesporte, la reunión fue “en un ambiente mucho menos cordial” y “los líderes de la escuadra cuestionaron por qué Brasil aceptó ser sede de la competencia, mientras que Colombia y Argentina renunciaron a albergar el torneo”.

También se habla de que en el entorno de los jugadores “hay la sensación de un descontento en relación con la Copa América”, aunque esto no es exclusivo de los brasileños, con reacciones de entrenadores y jugadores de las distintas selecciones, que no ven viable la Copa en suelo brasileño, algo que puede desencadenar una “acción organizada” en contra del torneo.

Según los medios brasileños, se adelantaron “contactos” entre jugadores de Brasil y sus compañeros de otras selecciones.

De los 25 convocados por Tite, 20 juegan en el fútbol europeo, conviviendo con otros jugadores sudamericanos. Incluso los que defienden a los clubes brasileños tienen contactos frecuentes con futbolistas extranjeros.

Otro factor aparece en el panorama, como detalla diario Lance, que menciona la posibilidad de que “no solo exista el riesgo de la pandemia, sino también la reducción de vacaciones para disputar un torneo sumamente infravalorado por la propia Conmebol y con una duración injustificable de un mes”.

Conmebol defiende sede de Copa América en Brasil; ‘buscamos la gloria deportiva’, asegura

Estos trascendidos no fueron ajenos al seleccionador Tite, porque, aunque el estratega prefirió no opinar sobre el tema, comentó que los jugadores expresaron a la dirigencia su postura sobre disputar la Copa América y que “van a expresarla en el momento oportuno”, posiblemente el martes, al cierre de la doble jornada de la eliminatoria mundialista.

A todo esto, y según Lance, la CBF “reconoce la crisis, pero cree que es posible sortear el problema”, y aunque pesa el descontento general de los jugadores, “no hay riesgo de boicotear la Copa América”, que tiene previsto su inicio en nueve días. (D)