Más problemas para Cristiano Ronaldo. Se le acumulan al futbolista luso, que tiene un pie más fuera que dentro del Manchester United. Primero fue su ausencia durante la pretemporada del DT Erik ten Hag; luego, su participación en el amistoso frente al Rayo Vallecano y su salida del estadio antes del pitido final.

Tampoco ha podido responder sobre el césped, teniendo actuaciones discretas en las derrotas de los suyos frente al Brighton y el Brentford, según publica diario AS de España.

Y el miércoles fue amonestado por la Policía. El cuerpo de Merseyside abrió una investigación después de la publicación de un video en redes sociales en el que se ve que Cristiano Ronaldo tiró al suelo el teléfono de un aficionado local después de perder frente al Everton por 1-0.

El incidente ocurrió el pasado 9 de abril. Tras aquello, Ronaldo publicó una disculpa en redes sociales por su disgusto, e invitó al aficionado a presenciar un partido en Old Trafford “como una muestra de juego limpio y deportividad”.

La Policía de Merseyside emitió un comunicado el miércoles, dando por concluida su investigación: “Podemos confirmar que un hombre de 37 años ha atendido voluntariamente una entrevista en relación con un alegato de asalto y daño criminal. La alegación está relacionada con un incidente que se produjo tras el partido de fútbol entre el Everton y el Manchester United disputado el sábado 9 de abril en Goodison Park. La causa ha sido resuelta con una amonestación condicional. La causa ha quedado concluida”. (D)