El descalabro de Ecuador ante Perú (1-2) en la octava fecha del premundial de Catar 2022 dejó en evidencia, además de los errores de Gustavo Alfaro en el planteamiento, la escasa actividad de algunos ‘legionarios’ en sus respectivos clubes y que la altura de Quito no es más para varios tricolores un aliado para ganar partidos en casa. Curiosamente, el técnico expuso el pasado martes de manera escueta, en rueda de prensa pospartido, que “cuestiones extrafutbolísticas” también le preocupan. Este viernes en la mañana, antes del viaje a Brasil para jugar la Copa América, estaba previsto que Alfaro y sus dirigidos analizaran las razones de la última derrota y de inmediato levantar cabeza y seguir. EL UNIVERSO charló con Cristhian Noboa, uno de los capitanes del combinado nacional, antes del traslado.

A manera de autocrítica, ¿puede resumir qué le pasó a Ecuador enfrentando al colista de la eliminatoria?

Creo que no existe una explicación concreta. Cada gol es siempre una cadena de errores. ¿Qué nos faltó? Quizá el primer tiempo un poco más de agresividad, presionar un poco más, buscar más espacios para jugar más rápido; éramos un equipo lento. Y en el segundo tiempo creo nos mermó la desesperación de querer hacer un gol, de querer ganar y por eso nos descuidamos atrás; con dos contragolpes nos liquidaron. Jugamos a lo que querían ellos (los peruanos) y lo consiguieron.

Tras la charla técnica que les dio Alfaro, ¿no intuyeron ustedes que Perú iba a jugar con un esquema defensivo y atento al contragolpe?

Publicidad

No es que nos dijo (Alfaro): ‘Así va a jugar Perú’. Dijo que había una propuesta y que también podían jugar así. Unos vienen a defenderse, otros vienen a jugar de igual a igual, otros a tener la pelota. Perú nos hizo lo mismo cuatro años atrás.

¿Ecuador demostró que sigue siendo equipo en formación?

Por supuesto. Si se fijan los jugadores que están en el medio campo son todos de 21 años (con 19, Moisés Caicedo es el menor), o sea, no podemos pedir mucho, que vengan y marquen la diferencia como uno de 28 años. No podemos acelerar el proceso y errores habrá muchos.

¿Perder frente a Perú fue como recibir un balde con agua fría, por ser ellos los colistas?

Fue un baño de humildad. Algo que nos dijo: ‘Despierten, no han logrado absolutamente nada. Están en el camino correcto, pero sepan que no son invencibles’. Nos pasó hace 4 años.

¿El tiempo transcurrido tras la postergación de las fechas cuarta y quinta los perjudicó?

Publicidad

No es tanto el tiempo largo (sin actividad con la Selección), es más bien que los jugadores pierden ritmo de partidos. Le pasa a Moisés (Caicedo), por citar un caso. Él llega a Quito sin jugar seis meses (en el primer equipo del Brighton), y por más que entrene ya no está adaptado a la altura. Cuando vienes a Quito, ya desadaptado, te cuesta; y si vienes sin ritmo de partidos te cuesta el doble.

¿Cree en el llamado ‘efecto Gustavo Quinteros’? Con él, tras cuatro victorias seguidas rumbo a Rusia 2018, ya no se pudo mantener ese ritmo.

Cuando ganamos los cuatro partidos con Quinteros, a muchísimos jugadores los vendieron y hubo muchos cambios (en el once titular). Eso nos costó y perdimos la clasificación. Veo lo mismo en el proceso actual. Cuando un entrenador confía en su once, va a querer poner siempre a los mismos; le cuesta sacar a uno y poner otro y eso lo hace dudar mucho. Con esto debemos darnos cuenta de que ahí necesitamos un recambio y que hay que mirar quién está jugando y quién no, quién está adaptado a la altura y quién no y un montón de cosas.

¿Fisiológicamente el jugador ecuatoriano que se marcha de la altura a jugar al llano se olvida de cómo jugar en Quito?

Se olvida. Yo cada vez que subo (a la capital) tengo que tomar una pastilla y nivelar los niveles de oxígeno, porque me cuesta, incluso cuesta al momento de dormir. Cuando te vas de aquí y te toca regresar, eres una persona nueva para esto.

En la rueda de prensa, tras perder con Perú, Alfaro dijo que hay ‘cuestiones extrafutbolísticas’ que le preocupan, además de las desconcentraciones durante el partido. ¿Usted, como uno de los capitanes, piensa pedirle una explicación al DT sobre lo dicho?

Quizá de eso hablaremos mañana (este viernes). Él por algo lo dijo, algo tendrá en mente. Seguramente mañana, cuando entrenemos, nos hablará y nos lo dirá. No podría hablar por las palabras de él porque no sé lo que quiso decir. Seguramente en estos días nos conversará (del tema) y trataremos de resolver ese problema, si es que él piensa así. Debemos pensar en Colombia (ante quien el domingo se debutará en Copa América).

¿No lo intriga lo que dijo?

Mañana (este viernes) cuando ya estemos todos, seguramente él mismo se nos va a acercar y platicará. Hay que hacerle caso al entrenador, escucharlo y tratar de resolver el asunto lo más pronto posible. (D)