Imposibilitado de jugar en Perú por la restricción del Gobierno local para ingreso de vuelos procedentes de Brasil, Ayacucho FC se vio en la necesidad de buscar sede para su juego de la fase 2 de la Copa Libertadores, con la elección del estadio Olímpico Atahualpa como escenario para el duelo ante Gremio de Porto Alegre.

Debutante absoluto en la Copa, Ayacucho tendrá su primera actuación fuera de su reducto, el estadio Ciudad de Cumaná, provincia de Huamanga, para trasladarse hasta Quito y recibir al equipo que dirige Renato Portalupi, en el juego de vuelta de la serie.

Por la nueva variante del COVID-19, Perú cerró los vuelos comerciales con Brasil, situación que obligó a la dirigencia ayacuchana a buscar otra plaza, con la aprobación de Conmebol para jugar en la capital ecuatoriana.

“Hemos tratado de encontrar alguna solución para nuestra localía y hemos tenido buena acogida por parte de Ecuador. La Conmebol nos aprobó para jugar la Libertadores en el estadio Atahualpa de Quito”, dijo este lunes Rolando Bellido, presidente de Ayacucho en radio Unión, de Lima.

El juego en el Atahualpa será el de vuelta en la serie ante el tricolor, previsto para el martes 16 de marzo a las 19:30. El primer duelo entre peruanos y brasileños será este miércoles en el Arena do Gremio, en Porto Alegre.

Mediante un comunicado a las federaciones de Perú y Brasil, Conmebol hizo oficial la elección de Ayacucho y que “el escenario del partido ha sido modificado”. El club peruano también informó del cambio de sede en sus redes sociales.

Como Perú 3, los zorros cumplen su primera participación en la Copa Libertadores, para lo que el equipo viajó esta tarde a Brasil.

“Nosotros tomamos al rival con toda modestia y respeto del caso, esto es una competencia. Tenemos la perspectiva de hacer un gran papel y nos hemos preparado bastante”, dijo el titular de Ayacucho, que contará con equipo completo para medir a Gremio. (D)