El triunfo de Argentina 2-1 sobre Chile por eliminatorias no solo dejó complicada a la Roja en la búsqueda del boleto a Catar 2022, sino que causó la baja de los jueces de línea brasileños Fabricio Vilarinho y Rodrigo Correa, sancionados por Conmebol al olvidarse los banderines en el hotel.

Vilarinho y Correa formaron parte del equipo arbitral que dirigió en Calama el duelo entre chilenos y argentinos, que tuvo como particularidad la improvisación de banderines para el trabajo de los jueces en las bandas.

Los brasileños olvidaron los banderines en el hotel y, antes del juego, estos implementos fueron remplazados por chalecos reflectivos amarrados a palos, un hecho inusual que no pasó desapercibido para los asistentes al estadio Zorros del Desierto y, en especial, para las redes sociales.

Tampoco el hecho quedó sin observación de la Conmebol, que este viernes emitió sanción para los colegiados brasileños.

Publicidad

“Los árbitros asistentes, señores Fabricio Vilarinho y Rodrigo Correa, designados para el partido mencionado (Chile-Argentina), han incumplido en las funciones otorgadas no llevando los implementos básicos para realizar sus labores (banderines) poniendo en riesgo el normal desarrollo del partido”, destaca el comunicado de la rectora del balompié sudamericano.

Con esa observación, la entidad resolvió “suspender a los árbitros asistentes Fabricio Vilarinho y Rodrigo Correa por cuatro meses en el ejercicio de sus funciones en competiciones organizadas por la Conmebol”, indica la sanción, emitida por la Comisión de Árbitros. (D)