Los 2.850 metros de altitud de Quito no son un mito. Si bien es cierto la selección de Ecuador labró en la capital la clasificación a sus tres Copas del Mundo de la FIFA (Japón-Corea 2002, Alemania 2006 y Brasil 2014), la disminución de la capacidad del rendimiento físico por el efecto de la altura también atañe a los seleccionados nacionales que llegan a Quito provenientes de clubes con sede en el llano.

Buena parte de la base de la Selección que consiguió el boleto al Mundial del 2002 jugaba en el fútbol nacional, en equipos de la Sierra, como El Nacional, Deportivo Quito, Aucas y Liga de Quito, por ejemplo. Contados eran los ‘legionarios’ que eran titulares habituales en la Tri: Álex Aguinaga (Necaxa/México), Iván Hurtado (Tigres y La Piedad/México), Ulises De la Cruz (Hibernian/Escocia), Cléber Chalá (El Nacional y Southampton/Inglaterra) y Agustín Delgado (Necaxa/México y Southampton/Inglaterra). El director técnico era Hernán Darío Gómez.

Rumbo a Alemania 2006 y Brasil 2014, ya con una base amplia de ecuatorianos militando en ligas del exterior, Ecuador continuó sacando provecho al juego en la altura. Pero un día tenía que surgir el debate acerca de si la Tricolor se beneficia o no de su sede, en Quito, a 2.850 metros sobre el nivel del mar cuando buena parte de la convocatoria consta de futbolistas que juegan en el llano. La controversia ocurrió durante el camino a Catar 2022.

El mediocampista Cristhian Noboa, que milita en el FK Sochi ruso, el pasado julio confesó que cuando venía a Quito por convocatorias de la Tri tenía que tomar una pastilla y nivelar los niveles de oxígeno. “Me cuesta, incluso cuesta al momento de dormir”, dijo.

Publicidad

“(Fisiológicamente el jugador ecuatoriano que se marcha de la altura a jugar al llano) se olvida de cómo jugar en Quito”, apuntó el guayaquileño, que no fue convocado para la fecha triple de este septiembre.

De la última lista que elaboró el técnico de Ecuador, Gustavo Alfaro, la mayoría de los elegidos actúan en el fútbol del exterior: siete en Europa, cinco en México, cuatro en Estados Unidos, uno en Brasil (Robert Arboleda, de Sao Paulo, no fue citado por lesión), y solo doce de equipos locales.

Información reservada de 2016

Un informe con fecha 21 de septiembre de 2016 revela que el staff técnico que comandaba entonces Gustavo Quinteros realizó una “solicitud de necesidades” para los encuentros contra Chile y Bolivia, programados para el 6 y 11 de octubre, de ese año respectivamente.

En el documento se lee la solicitud de “compra de Power Oxygen (tubos individuales de oxígeno a presión) y la “posibilidad de alquilar tubos de oxígeno, para facilitar la estadía de los que llegan muy ajustados en tema aclimatación”.

Uno de los varios documentos del informe de labores de Gustavo Quinteros, como director técnico de Ecuador, a los que tuvo acceso EL UNIVERSO.

En la carta, a la que tuvo acceso EL UNIVERSO, no consta el nombre de remitente ni a quién se dirige la petición. Sin embargo, una persona que estuvo vinculada al cuerpo técnico de Quinteros -que solicitó la reserva de su identidad- afirmó que algunos jugadores requerían oxígeno durante su estadía en la Casa de la Selección.

Después de casi 24 años, con el Olímpico Atahualpa y el Rodrigo Paz Delgado establecidos como búnkeres de la Selección en un contexto de intimidación a los rivales que llegaban procedentes del llano, la pelota puede empezar a rodar en condiciones diferentes a las de antaño, a las que estaban arraigadas en la rutina en las dos últimas décadas en los 2.850 metros de altitud de Quito.

El Monumental Banco Pichincha, propiedad de Barcelona Sporting Club, acaba de ser elegido por las autoridades de la FEF para que Ecuador sea anfitrión de Bolivia en la undécima jornada del clasificatorio a Catar 2022.

La última ocasión que la Selección jugó en Guayaquil, en el marco de las eliminatorias mundialistas, fue el 12 de octubre de 1997 frente a Bolivia precisamente, en un partido clasificatorio al Mundial de Francia 1998. El triunfo fue para el anfitrión, por 1-0, con gol del argentino nacionalizado ecuatoriano Ariel Graziani. (D)