Alberto Spencer -el mejor jugador ecuatoriano de todas las épocas- fue alineado en el mismo equipo que Álex Aguinaga y Antonio Valencia: el que elaboró la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol (IFFHS, por sus siglas en inglés).

La prestigiosa entidad, fundada en 1984 y reconocida por la FIFA, dice en su sitio web que “decidió organizar una votación de sus miembros (periodistas, exjugadores y especialistas involucrados en todos los continentes) para determinar los nuevos Equipos de Todos los Tiempos del Mundo, los continentes y los países desde 1901 hasta 2020″, luego de haber realizado algo similar con información comprendida entre 1901 y el 2000.

El proyecto incluyó a Ecuador, así como al resto de países afiliados a la FIFA. En cuanto al once ideal de la Selección en todos los tiempos esta tiene a siete integrantes que jugaron mundiales.

La Tricolor no compitió en ninguna Copa del Mundo en el siglo XX y con su clasificación a la cita de Japón-Corea del Sur se convirtió en el noveno combinado de Conmebol, de diez, que inscribió su nombre en un Mundial. Venezuela sigue siendo el único país de esa organización regional que no ha llegado al máximo certamen planetario.

Publicidad

Los elegidos

Con un esquema 4-4-2, así quedó conformado el “Dream Team de Ecuador de todos los tiempos”, como llama la IFFHS a su elección: En el arco, José Francisco Cevallos (mundialista en el 2002); en la zaga Ulises de la Cruz (jugó la Copa del Mundo en 2002 y 2006), Vicente Lecaro (sin mundiales), Iván Hurtado (2002, 2006), y Luis Capurro (no estuvo en mundiales); en la mitad de la cancha Antonio Valencia (2006, 2014), Édison Méndez (2002, 2006, 2014), Álex Aguinaga (2002), y Polo Carrera (no jugó en el Mundial); y arriba Agustín Delgado (2002, 2006), y Alberto Spencer (no fue a ninguna Copa del Mundo).

Foto: Tomada de iffhs.com

De esa alineación solo Spencer obtuvo estrellas universales, ambas a nivel de clubes con Peñarol, de Uruguay, en 1961 y 1966. Cabeza Mágica, al igual que Lecaro y Carrera -símbolos de Barcelona SC y Liga de Quito, en ese orden- representaron a Ecuador en eliminatorias cuando el formato empleado no era el que se usa desde 1998: todos contra todos. La Selección encaró ese torneo, con ellos, cuando este se jugaba por grupos y con un número de fechas que iban de dos hasta cuatro jornadas (hoy son 18).

Además, Spencer -único futbolista fallecido de la formación confeccionada por la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol, es todavía el máximo goleador de la Copa Libertadores, con 54 tantos. A diferencia de los otros diez elementos del Dream Team nacional, solo Spencer fue comparado con quien en su momento era considerado el mejor jugador del mundo. En el caso del oriundo, con el brasileño Pelé.

Publicidad

Comparación con Pelé

El periodista francés François Thebaud, director de Mirror du Football, en 1966 opinó de Spencer: “Es el único jugador que me hace recordar, por sus cualidades y estilo, al formidable Pelé. Del gran brasileño tiene Spencer la misma desenvoltura, la potencia, las increíbles posibilidades de aceleramiento, el sentido que le permite esquivar golpes, la técnica sin fallas. También un extraordinario juego de cabeza. Su inteligencia para el fútbol colectivo es muy superior a la de Eusebio”.

Antonio Valencia tiene, entre sus galardones más importantes, haber jugado por diez temporadas en el Manchester United, inicialmente como volante y luego como lateral derecho. El amazónico llegó a ser capitán de los Diablos Rojos y con esa escuadra consiguió nueve coronas, entre ellas dos Premier League y una Europa League. También tiene en su cuenta un subtítulo de la Champions. Valencia fue el último en retirarse de entre los once ecuatorianos del conjunto armado por la IFFHS.

Aguinaga, el número 10 de la alineación, hizo la mayor parte de su carrera profesional en México, donde militó por catorce temporadas en el Necaxa. A ese cuadro el imbabureño lo llevó a seis finales y ganó tres. El Güero fue capitán de Ecuador en Japón-Corea del Sur 2002, elegido el mejor futbolista extranjero del torneo mexicano en la década de 1990 y sobre el final de su paso el Necaxa -club del cual es su mayor emblema- el ecuatoriano se colgó la medalla de bronce en el primer Mundial de Clubes de la FIFA, en el 2000, tras vencer en penales al Real Madrid.

Otros ‘no mundialistas’

De los otros ‘no mundialistas’, además del genial Spencer, en su libro El fútbol ecuatoriano y su selección nacional, publicado en 19998 por el periodista Mauro Velásquez Villacís, es útil extraer fragmentos de los análisis hechos por el autor para comprender la razón de sus presencia en el once ideal que hizo la IFFHS.

Publicidad

Del Ministro Lecaro escribió Velásquez: “El mejor zaguero central que ha producido el balompié ecuatoriano”, de “accionar seguro, atlético, y elegante. Sacaba el balón bien jugado desde su propia área y se imponía en el juego por elevación gracias a su formidable coordinación de tiempo y distancia para saltar en el tiempo justo. Ni en su club (Barcelona SC), ni en el seleccionado, se ha podido encontrar un reemplazante que haga olvidar al formidable zaguero”.

De Polo Carrera, volante albo que pasó por Peñarol, River Plate de Montevideo, y Fluminense de Brasil, la obra afirma: “Jugador de maniobras geniales, inspiradas y que desequilibraban a cualquier zaga. Posiblemente el jugador más técnico que ha dado el Ecuador, rindiendo en muy alto nivel en algunos partidos verdaderamente inolvidables”.

Finalmente, de Capurro, varias veces considerado el mejor en su puesto en el ámbito continental, escribió el historiador Mauro Velásquez en el libro arriba mencionado: “Siempre admirado y respetado por sus excepcionales condiciones físico-técnicas, su velocidad, su sapiencia para nulitar a los más difíciles adversarios y salir con desenvoltura y clase al ataque”.

Hombres récord

Del grupo de mundialistas hay varios que son dueños de récords notables. Por ejemplo, Édison Méndez es el único con tres actuaciones en la Copa del Mundo, certamen en el que el doble campeón de Holanda con el PSV jugó un total ocho encuentros.

Publicidad

Iván Hurtado, capitán de Ecuador en Alemania 2006, posee la marca de más partidos con la Selección: 167, siete de ellos en dos mundiales (2002 y 2006). Agustín Delgado es el autor del primer gol de la Tricolor en una Copa del Mundo (2002) y el único futbolista nacional con goles en dos mundiales (uno en el 2002 y un par en el 2006).

Mientras, Ulises de la Cruz es hasta hoy el único lateral derecho (marcador de punta) que ha utilizado la Selección en dos versiones de la Copa del Mundo de la FIFA. En el caso de Cevallos él se convirtió el 13 de junio del 2002 en el primer portero tricolor en entregar su valla invicta en un partido mundialista cuando, en el cierre de las acciones del Grupo G, la Tri venció 1-0 a Croacia (primera victoria ecuatoriana en un Mundial). (D)