El técnico de Palmeiras, el portugués Abel Ferreira, dijo este sábado que se siente “orgulloso” del desempeño de su equipo, a pesar de la derrota por 2-1 ante Chelsea en la final del Mundial de Clubes disputado en Emiratos Árabes Unidos, que se definió en la prórroga con un penalti.

Conseguimos superar la calidad individual que el otro equipo tiene. Tuvimos coraje, conseguimos atacarlos y conseguimos empatar (en los 90 minutos). Son detalles, soy un técnico orgulloso de ser el entrenador del Palmeiras“, declaró Ferreira al final del partido disputado en Abu Dabi.

Chelsea perdió la final del Mundial de Clubes que se disputó en 2012 en Japón, justamente ante el Corinthians, el principal rival de patio en la ciudad de Sao Paulo del Palmeiras

Este sábado, con goles de Romelu Lukaku y del alemán Kai Havertz, de penalti validado por el VAR en los minutos finales de la prórroga, el conjunto de Londres se impuso sobre el bicampeón de la Copa Libertadores, que descontó con Raphael Veiga.

Publicidad

El campeón de Europa conquistó así el título orbital en un equilibrado partido.

Sabíamos que era un partido difícil y por eso planificamos este partido contra el Chelsea sin hablar sobre resultados, hicimos nuestro trabajo, jugamos bien, rematamos mucho y estoy orgulloso de mi equipo”, destacó el entrenador luso, que comandó el bicampeonato en la Copa Libertadores (2020 y 2021).

No quiero hablar del resultado, perdimos, y hay que felicitar a quien ganó. El año pasado sabemos dónde quedamos (en la cuarta posición) y este año terminamos segundos. Perdimos ante un gran equipo, en un partido de detalles, por eso estoy muy orgulloso también de mis jugadores”, concluyó el portugués. (D)