Nedim Bajrami, delantero de la selección de Albania, entró este sábado en la historia de la Eurocopa como el goleador más rápido de la competición, al anotar el 0-1 ante Italia antes del primer minuto del encuentro, en torno a los 23 segundos, a falta de la marca oficial que fije la UEFA para ese tanto.

Un saque de banda de Federico Di Marco lo habilitó dentro del área para rematar con la derecha frente a Gianluigi Donnarumma y superar el récord anterior, establecido en los 67 segundos que tardó el ruso Dmitri Kirichenko en batir la portería de Grecia en la edición de 2004.

Fue el 20 de junio de 2004, en un minuto y 7 segundos, cuando recogió un balón largo peinado, controló la pelota, condujo y marcó con la puntera el 1-0 de la victoria de 2-1 de su selección contra Grecia en la fase de grupos del torneo. (D)