El defensa ecuatoriano Robert Arboleda fue encontrado por fuerzas del orden de Brasil en una fiesta clandestina la madrugada de este viernes. Por la mañana, el Sao Paulo, club en que milita el jugador, lamentó lo ocurrido y anunció sanciones para el tricolor, quien posteriormente se disculpó.

“Sao Paulo lamenta lo sucedido con el jugador Robert Arboleda, esta madrugada en la zona este de la capital. Ante este hecho, el deportista estará aislado en los próximos días, siendo testeado diariamente hasta que tengamos la convicción de que no estaba infectado (de COVID-19). El jugador será multado y la sanción administrativa convertida en canastas básicas donadas” a favelas, indicó el equipo paulista en un comunicado.

Medios paulistas reportaron el suceso durante la madrugada, en el que también se encontraban otros futbolistas. Los implicados fueron llevados a una comisaría, según la prensa, y luego quedaron en libertad.

“El defensor Arboleda, de Sao Paulo, canta y se burla de los reporteros cuando se le pregunta sobre una pandemia, luego de ser atrapado en un bar clandestino”, publicó Band Jornalismo, acompañado de un video.

Arboleda se adjudicó el domingo pasado el Campeonato Paulista con su equipo, donde también milita el ecuatoriano Joao Rojas.

El zaguero de 29 años es uno de los titulares fijos de la selección, cuya convocatoria para los juegos de junio de las eliminatorias al Mundial de Catar 2022 debe publicarse en los próximos días.

En redes sociales, Arboleda se excusó: “Me gustaría disculparme con todos por lo ocurrido esta madrugada. De forma impulsiva, tomé una decisión que sé que no es la mejor. Claro que tengo noción de la gravedad de la pandemia en Brasil, así como en mi país Ecuador. Reitero que tomé una decisión errada e impulsiva al entrar a ese local, aún cuando había tomado todas las precauciones y usado mascarilla todo el tiempo. Pido disculpas a todos los que decepcioné con esta acción. Y reafirmo que a la salida del local, no quise menospreciar la pandemia, solo quería apartar al reportero que me estaba persiguiendo. Nuevamente, disculpas a todos quienes haya perjudicado con estas acciones y aguardo las consecuencias de este acto, y espero que pronto todos podamos salir de este difícil momento que vivimos”.

No es el primer caso de este tipo que protagoniza el jugador de 29 años. Estuvo involucrado en el suceso del Piso 17 de la selección ecuatoriana en la Copa América de Brasil 2019 y Sao Paulo ya lo multó en octubre de 2020 por asistir a una fiesta clandestina. (D)