El central ecuatoriano Jackson Porozo dio este sábado la victoria al Boavista ante el Portimonense, por 1 a 0, con un gol decisivo en la lucha por la permanencia del club de la ciudad de Oporto, que se lo jugará todo en la última jornada del campeonato de la Primeira Liga.

Porozo, de 20 años, marcó el único tanto del partido en el minuto 71, tras un saque de esquina.

El joven central llegó al club luso procedente del sub-23 del Santos FC brasileño y cuenta con dos internacionalizaciones con la absoluta de Ecuador.

Con su gol el Boavista se coloca momentáneamente decimoquinto, una plaza que le aseguraría la continuidad en primera división, dos puntos por encima del decimosexto y el decimoséptimo.

El Rio Ave, con un partido menos, es decimosexto, puesto que obliga a jugarse la permanencia en un play off con el tercer clasificado de segunda división, y el Farense es decimoséptimo (descenso directo).

El FC Famalicão, donde milita otro ecuatoriano, Leonardo Campana, está fuera de peligro al situarse en el undécimo puesto con 37 puntos.

En la última jornada, que se disputará el próximo miércoles, el Boavista se ve las caras con el Gil Vicente, que ya no se juega nada porque anoche aseguró su plaza en primera la próxima temporada. (D)