Un gol en el tiempo añadido, en la última jugada del partido, de Dominic Calvert-Lewin evitó la derrota del Everton en Old Trafford y la caza del Manchester United al City en el liderato de la Premier League (3-3).

El tanto del delantero inglés alivió al conjunto de Carlo Ancelotti, de nuevo con Europa a tiro, y frustró a los locales, que tenían en la mano el triunfo en el 63 aniversario del accidente aéreo en Múnich que acabó con la vida de ocho futbolistas del Manchester United.

Un homenaje sobre el césped de Old Trafford, vacío en sus gradas, con una pancarta con recuerdo a las víctimas de aquel dramático suceso que no quiere olvidar cada año Manchester, formó parte del preámbulo de la vigésima tercera jornada.

El gran primer tiempo del United presagiaba un triunfo cómodo ante el conjunto de Carlo Ancelotti. Nada de eso.

El uruguayo Edinson Cavani puso por delante a los locales en el minuto 24 cuando cabeceó a la red un pase de Marcus Rashford. Fue el séptimo tanto como 'red' de uruguayo.

Y justo antes del descanso amplió su ventaja con un gran gol del portugués Bruno Fernandes, que realizó un magnífico control a un pase de Aaron Wan Bissaka y firmó una finalización perfecta.

Todo cambió en los primeros minutos de la segunda parte cuando Abdoulaye Doucouré aprovechó un rebote dentro del área, disparó por bajo y superó a David de Gea para acortar distancias.

El empate lo puso tres minutos más tarde, en el 52, el colombiano James Rodríguez tras recibir un balón de Doucouré.

Pero a veinte de final, el partido lleno de alternativas pareció inclinarse del lado local. Un tiro libre ejecutado por Luke Shaw y culminado por Scott McTominay de cabeza acercó al triunfo al Manchester United, al que se le escapó en la última acción del partido, cuando Calvert Lewin batió a De Gea tras recibir un balón de Michael Keane. (D)