Publicidad

Buen momento de los Lakers se asemeja al de los Warriors el año del 73-9, asegura Steve Kerr

El entrenador de los Warriors considera que los angelinos están en la situación perfecta para repetir título y los compara con su equipo el año del 73-9.

Steve Kerr, DT de los Warriors. Foto: redaccion

Los Lakers dominan la NBA con puño de hierro. En un inicio de curso marcado por los aplazamientos constantes procedentes del coronavirus, los resultados extraños, los positivos y la irregularidad deportiva, los angelinos se mantienen firmes y suman victorias como si la cosa no fuese con ellos.

El récord de 11-3 es, a estas alturas, el mejor de la competición norteamericana, y no parece que a los de púrpura y oro les esté costando mucho ganar partidos. LeBron James está jugando menos minutos que nunca en su carrera, mientras que está promediando su mínimo de puntos desde su temporada rookie (principiante). Anthony Davis se mueve en una línea parecida, y solo promedió dígitos más pequeños en minutos y en anotación en su primera temporada en la mejor liga del mundo. Y, sin embargo, la profundidad de la plantilla angelina, reforzada enormemente por Rob Pelinka en el mercado, les permite sacar los partidos de una manera natural y sin excesivos esfuerzos. Y esto sin hablar de la capacidad que está teniendo la franquicia para evitar aplazamientos o positivos entre sus filas. De momento, claro.

Steve Kerr ha sido el último en referirse al gran nivel mostrado por el actual campeón. El entrenador, con ocho títulos en su haber entre sus respectivas etapas como jugador y entrenador, sabe muy bien qué se siente al levantar el trofeo y cuál es la sensación en los años inmediatamente posteriores a ganarlos. Y por eso piensa que los Lakers están en un momento muy dulce que le ha recordado al que se encontraban los Warriors en la 2015-16, cuando consiguieron 73 victorias en temporada regular, el mejor balance de la historia por encima del 72-10 de los Bulls, en la 1995-96. Un equipo en el que, por cierto, también estaba él. "Cuando un equipo gana un campeonato, por lo general regresa al año siguiente con más confianza. Me imagino que eso es lo que está pasando con los Lakers", aseguraba el venerado técnico, que asegura que los de púrpura y oro se encuentran en un "punto óptimo". "No tienen la fatiga de haber ganado varios campeonatos. Están en el mismo punto que nosotros cuando conseguimos el 73-9".

Lo cierto es que los Lakers están teniendo un plácido inicio de temporada y da la sensación de que han puesto el piloto automático. Se están beneficiando de los fichajes, tienen una plantilla larga y todavía no cuentan con la mejor versión de LeBron y Davis, innecesaria de momento. Nadie sabe dónde está el techo de los angelinos, pero cuando sus dos estrellas exploten del todo pueden ser más temibles de lo que ya parecen. Con dos de los mejores jugadores de la competición entre sus filas, un entrenador (Frank Vogel) consolidado y un vestuario con buena química y en sintonía, los Lakers son favoritos a repetir título. No obstante, los Warriors también eran los principales candidatos en la 2015-16 y sí, consiguieron las 73 victorias en la temporada regular, pero perdieron el anillo. (D)

Redacción
Redacción

Comparte este artículo

¿Encontraste un error en esta noticia?