La yola ADN fue la vencedora de la regata Guayaquil-Posorja, prueba que tradicionalmente se realiza en Viernes Santo, pero que por la pandemia del COVID-19 se la postergó.

A 40 minutos para finalizar el pasado sábado, tres yolas se alinearon a un costado del muelle Discovery, en el río Guayas, para participar de la regata que no pudo realizarse en Viernes Santo por la emergencia sanitaria del COVID-19.

Las tres embarcaciones que estaban listas para partir fueron: Infantería de Marina, Cocodrilo Remo Club y Asociación Deportiva Naval (ADN), mientras que la yola Regatas Posorja, que también había confirmado su participación, tuvo inconvenientes con su tripulación 24 horas antes de la prueba y no asistió, según detalló la organización e indicó que el resto de equipos que fueron convocados no se inscribieron por varios motivos.

La partida fue a las 23:35 y cuando la yola de la Infantería de Marina había completado 1.000 metros naufragó.

Publicidad

Pero no solo el equipo de la Infantería de Marina tuvo problemas en el recorrido, sino también los de la ADN y Cocodrilo Remo Club, que se vieron en serios aprietos y sus remeros debieron ir achicando el agua que ingresaba a sus frágiles embarcaciones.

Peter Nielsen, técnico de ADN, que iba en otra embarcación como acompañante, recordó que en el 2007 y 2011 se hundieron 5 embarcaciones ya que el temporal azotó fuerte.

Transcurridos 90 minutos de regata, ADN alcanzó a Cocodrilo, el flujo de la corriente de la marea en contra se hizo presente y ambas luchaban por vencer los obstáculos: la marea en contra y la oscuridad.

Eduardo Dueñas, que era parte del equipo Cocodrilo, recordó que en 1959 también participaron dos yolas: Andes 1 y Andes 2, que mantuvieron una tradición ininterrumpida desde 1940. “Hoy nos tocó mantener esa tradición para que la regata siga siendo la más antigua deportivamente y que se realiza de forma consecutiva.

Al amanecer del domingo, la yola de ADN mantenía una considerable ventaja a Cocodrilo. El temporal afuera donde los remeros lo conocen como “la travesía”, que comprende desde la salida del sector conocido como ‘los callejones’ hasta el mismo puerto pesquero de Posorja, azotaba duro.Después de 7 horas, 42 minutos y 4 segundos, la yola de ADN llegó primera, siendo recibida por diferentes lanchas.

La felicidad de los remeros, dirigentes y público de diferentes embarcaciones dieron su último empuje; más atrás la yola de Cocodrilo ingresó a la meta luego de 8h 3min 52s. (D)