El seleccionador alemán Joachim Löw aseguró este lunes que podría volver a contar con algunos de los veteranos campeones del Mundo en 2014, excluidos por el técnico de la Mannschaft, de cara a la Eurocopa del próximo verano “por el bien del equipo nacional”.

En su primera conferencia de prensa tras la debacle ante España, derrota por 6-0 el 17 de noviembre en el último partido de la Liga de Naciones, el técnico ha tenido que responder a la pregunta que divide a los alemanes desde hace casi dos años: ¿tienen que volver a la selección jugadores como Thomas Müller, Jérôme Boateng (ambos del Bayern Múnich) y Mats Hummels (Dortmund), apartados de la selección en 2019 para dar paso a los jóvenes, pese a que siguen rindiendo a alto nivel con sus clubes?

“Por el momento, no veo la razón”, comenzó diciendo Löw, en sintonía con lo que ha defendido desde que tomó la decisión, aunque poco después precisó: “Siempre he dicho que, si veo, antes del anuncio de la lista (para la Eurocopa), que este equipo necesita a éste o a aquel para ganar, les llamaremos. Haré todo lo posible por el bien del equipo nacional”.

Löw, que admitió que no ha contactado con los veteranos, insistió en que su objetivo es que los jóvenes tengan tiempo para desarrollarse en la selección y que sólo recurrirá a los "viejos", en caso de un mal rendimiento colectivo.

“Actualmente, no tengo ni idea de cuál será la situación en marzo", fecha de la próxima ventana de partidos internacionales. "Espero que los jugadores estén con buena salud, sin lesiones” y que cuando tenga que dar la lista definitiva para el torneo continental “se pondrá todo en cuestión, se estudiará cada opción y se decidirá lo mejor para tener éxito”.

En la conferencia de prensa, Löw se mostró muy molesto con la Federación Alemana (DFB) y su presidente Fritz Keller por las informaciones publicadas por la prensa tras la debacle en Sevilla, en las que se cuestionaba la continuidad del seleccionador.

“Las cosas que se hablan internamente, deben quedarse a nivel interno”, declaró Löw, que el 30 de noviembre fue confirmado como seleccionador alemán hasta, por lo menos, la próxima Eurocopa. (D)