Mike Tyson (54 años) continúa afinando para su retorno al ring en un combate benéfico frente a Roy Jones Jr. el próximo 28 de noviembre y para el que está mostrando entrenamientos espectaculares en las redes sociales. Y, entre tanto, sigue de gira por medios de comunicación para promocionarlo. Unas intervenciones en las que no evita ningún tema polémico. Por, ejemplo, cómo sorteaba los test antidopaje. Así lo recogió el medio Daily Star.

"A veces utilizaba orina de mi esposa, y también la de mi hijo", reveló. "Mi mujer me decía: 'Espero no estar embarazada.'. Y yo le respondía: 'No volveré a utilizarte, no lo volveré a hacer'", recuerda. Tyson, que ahora regenta un boyante negocio de venta de marihuana (legal en muchos estados de Estados Unidos), estuvo hundido en una espiral de consumo de drogas mientras todavía boxeaba.

Everyone Fights For A Reason. November 28th #TysonJones

Una publicación compartida por Mike Tyson (@miketyson) el

También recordó cómo usaba un pene de plástico, que llamaba 'Wizzinator' que había 'cargado' previamente de orina limpia, con la que llenaba los tubos que debía entregar a los agentes antidopaje. Esta, una revelación que ya hizo en su autobiografía 'Undisputed Truth'.

Publicidad

Por sus problemas con la marihuana y la cocaína, en el 2000 dio positivo por la primera sustancia y el campeón del mundo de los pesados más joven de la historia tuvo que pagar una multa de 200 000 dólares tras su combate frente a Adrew Golota. (D)