El estadio Alberto J. Armando, popularmente y ya desde antes conocido como La Bombonera, será donde debute Gustavo Alfaro como seleccionador de Ecuador, un escenario que el técnico se acostumbró a pisar en 2019, pero de fatídico antecedente para la Tricolor.

La casa de Boca Juniors, elenco que el año pasado condujo Alfaro, albergó, el 17 de diciembre de 1960, la paliza que le endosó la selección de Argentina a Ecuador en el primer juego de visita de la Tricolor por eliminatorias (Chile 1962). El resultado, un 5-0 que engrosó la serie, en la que los albicelestes ya se habían puesto adelante por 6-3 en la ida, en Guayaquil.

“Ecuador no hizo otra cosa que confirmar que su fútbol es rudimentario, sin calidad ni posibilidades inmediatas. Es más, entendemos que por ahora no se justifica su participación en torneos de la importancia que supone un campeonato mundial. Ni aun en la etapa de eliminatorias zonales. Estos eventos no son escuelas de aprendizaje, sino exposición de capacidades”, escribó el periodista Ernesto Lazzatti en la revista El Gráfico respecto de aquella serie de hace ya 60 años.

Ecuador y Argentina se medirán el próximo 8 de octubre con miras a Catar 2022. “Me corren sensaciones encontradas muy fuertes. En 90 minutos le voy a pedir permiso al corazón para saber que Ecuador tiene que ganar ese partido”, dijo Alfaro ayer. (D)