La decisión que tomaron los seis miembros del Directorio de Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) para remover a Francisco Egas de la presidencia es una “violación los estatutos” de la entidad, según comentaron dos abogados con conocimientos en este deporte a través de sus cuentas en redes sociales.

Según un comunicado, firmado por Vicente Mantilla, Alfonso Murillo, Carlos Galarza, Amilcar Mantilla, Édison Ugalde y Jaime Estrada (6 de los 9 miembros titulares del directorio), la salida de Egas fue por haber “irrespetado la decisión del directorio” en los montos que se aprobaron para fichar al nuevo cuerpo técnico y staff deportivo.

En la carta indica que el valor era de 4 millones de dólares y la cifra llegó a los 6 millones; que el cuerpo técnico de la Tricolor, al mando de Jordi Cruyff, había aceptado una refinanciación en el pago de su sueldo y no una rebaja; y que habían “manejos dudosos con proveedores”, por los que se iba a iniciar una auditoría.

Ante esto, el abogado Leonardo Stagg, miembro del comité disciplinario de la FIFA y excolaborador de Barcelona, señaló: “Desde el punto de vista jurídico, es una resolución adoptada violando los estatutos, el debido proceso y derecho a la defensa, es inaceptable. Ni FIFA o Conmebol aceptarán una medida de hecho”.

Celso Vásconez, especialista en derecho deportivo internacional, expuso que la reestructuración es “ilegal”. "No existe disposición normativa del estatuto que faculte a los miembros del directorio a remover del cargo al presidente sin convocatoria previa ni comunicación a todos los miembros”, comentó.

La presidencia estará al mando del dirigente manabita Estrada, quien era el vicepresidente. El actual directorio de la FEF fue elegido en el 2019 y sus funciones finalizan en enero del 2023. (D)