Frente a un panorama inédito a nivel mundial, el ajedrez se impone por su adaptación a las herramientas informáticas, para ser ante la ausencia de competencias deportivas una opción para distracción, entretenimiento y aprendizaje.

Desde casa, millones de personas disfrutan de jugar torneos, tomar clases o seguir partidas en distintos portales, uno de estos lichess.org, que en el Ecuador ha sido utilizado para organizar torneos, “incluso hasta dos por día”, según José Luis Quizhpe, árbitro internacional y entrenador en la Federación Deportiva de Loja.

“Vemos que ante el aislamiento, el ajedrez se ha fortalecido. Lichess era un servidor al que se conectaban unas 20 personas, pero en la actualidad son unos 30 000 por hora, y en horas pico hasta 100 000 jugadores”, dijo Quizhpe.

Aquí se realizan torneos de distintos niveles y se pueden encontrar entre 30 y 40 eventos diarios, con acceso gratuito. “Nosotros los hacemos de manera local”, apuntó el entrenador lojano, que en las últimas semanas ha organizado cerca de 30 eventos entre categorías formativas y adultos.

Publicidad

Son torneos que duran hasta hora y media, un tiempo considerable para poder participar y distraerse, porque la intención es esa

José Luis Quizhpe, entrenador

“Hemos tenido cientos de participantes, los torneos tienen una duración de hasta hora y media, un tiempo considerable para que la gente participe y se distraiga, porque la intención básicamente es esa, ya en el caso de los jugadores avanzados es para poder mantenerse activos también”, señaló.

Entre los eventos organizados se cuentan algunos topes de carácter internacional, como el torneo Quédate en casa, que se disputó el último fin de semana con la participación de ajedrecistas peruanos.

“Fue un torneo de ritmo rápido, cada partida duró unos nueve o diez minutos máximo. El servidor crea un programa que empareja los resultados y se organizan así las partidas”, explicó Quizhpe.

El torneo tuvo 109 participantes. El ganador fue Boris Intriago, jugador de Santo Domingo de los Tsáchilas y exseleccionado nacional juvenil. Segundo fue el pichinchano Christian Haro y el tercer puesto fue para Christian Maceda, de Piura, Perú.

En el país se han disputado otros eventos como la Copa Ecuador Quédate en casa, que contó con 480 participantes y un estimado de 4000 partidas disputadas. (D)