El exdirectivo de la Federación Mexicana de Fútbol, Emilio Maurer, aseguró que regalaron relojes como sobornos a los dirigentes de la Concacaf para que le dieran permiso a la selección mexicana de participar en su primera Copa América, el torneo que organizó Ecuador en 1993.

"La Copa América se obtuvo con regalos de relojes para la Concacaf, para que nos dieran permiso para ir a jugar con la Conmebol", aseguró Maurer en el programa Pasión W en su país.

En aquel torneo, México avanzó hasta la final que se disputó en el estadio Monumental de Barcelona, pero la perdió 2-1 ante Argentina, que se proclamó campeón.

El expresidente del Puebla también lamentó el hecho de que México no participe actualmente en los torneos sudamericanos: "Es un sacrilegio salirse de la Copa América y de la Copa Libertadores, nos queda la Concacaf, el futbol más atrasado del mundo, con todo respeto. Competir contra Haití o esos equipos no vamos a crecer".

El siempre polémico Emilio Maurer, ex directivo de la Federación Mexicana de Futbol, reveló que para que #México pudiera jugar la #CopaAmérica en la década de los noventa, siendo la primera en 1993, tuvieron que sobornar a dirigentes de la #Concacaf a través de relojes de regalo. pic.twitter.com/PrfmNevM92

Maurer, que consiguió Copa MX, Liga MX y Concachampions con el Puebla hace casi tres décadas y que amenaza con regresar a los escritorios de la liga mexicana, se caracteriza por hablar claro y de frente.

Su posible regreso a la dirigencia no caería bien en el seno directivo, pues en su época quebrantó el monopolio de Televisa sobre los derechos de televisión de la selección y abrió el espacio para Imevisión (TV Azteca), acto que eventualmente lo dejó fuera del fútbol mexicano. (D)