Mario Balotelli fue anulado en su regreso a la Serie A, donde su equipo, Brescia, perdió 2-1 en casa con el ocho veces campeón defensor Juventus este martes.

Un autogol del defensa del Brescia, Jhon Chancellor, y un tanto en la segunda mitad de Miralem Pjanic permitieron la remontada de la Juve, luego que Alfredo Donnarumma abrió el marcador por los locales.

“Estamos orgullosos de lo que hemos hecho”, destacó Donnarumma. “Mario está acostumbrado a hacer diferentes movimientos, así que nos comunicamos mucho para seguirlo sin el balón. Jugar con él es u honor para mí, y espero que hagamos muchas cosas de ahora en adelante”.

Publicidad

Fue la cuarta victoria de los bianconeri en las primeras cinco fechas, y la consiguieron sin Cristiano Ronaldo, quien recibió descanso por una ligera lesión muscular.

Balotelli fue fichado en la pretemporada por Brescia, el club de su ciudad natal, en una transferencia sin costo. Sin embargo, estaba suspendido por los primeros cuatro encuentros después de recibir una tarjeta roja en su último partido con la casaca del Marsella.

“Llegó con la motivación correcta”, afirmó el técnico del Brescia, Eugenio Corini. “Está trabajando duro. Es un extraordinario jugador y estoy seguro de que nos ayudará mucho. Estar cerca de casa es bueno para él. Lo veo relajado y muy involucrado con el equipo”.

Publicidad

El italiano fue incluido en la alineación titular contra Juventus para disputar su primer duelo en Italia desde que decepcionó durante una temporada a préstamo con el Milan en 2016.

Pero fue su compañero Donnarumma quien dio a Brescia la ventaja a los cuatro minutos con un poderoso disparo que dobló los guantes del portero Wojciech Szczesny.

Publicidad

Juventus empató poco antes del descanso cuando un tiro de esquina desde la derecha fue enviado a sus propias redes por Chancellor.

Balotelli tuvo oportunidades antes y después de ese gol con un par de tiros libres, pero Szczesny desvió con los dedos sobre el larguero en uno y el otro pasó a un costado.

Juventus anotó el tanto ganador poco después de la hora. El argentino Paulo Dybala cobró un tiro libre que estrelló en la barrera, pero Pjanic disparó en el rebote junto a la base del poste izquierdo.

En el otro cotejo del martes, Hellas Verona dominó pero no pasó del empate 0-0 ante el también alicaído Udinese.

Publicidad

Verona tuvo las mejores oportunidades y estuvo cerca de abrir el candado hacia el final, pero el portero de Udinese, Juan Musso, desvió con las palmas un cabezazo de Mariusz Stepinski hacia el larguero. El balón impactó además un poste antes de salir. (D)