El último partido que había jugado Pedro Quiñónez, antes de una ausencia prolongada por lesión, fue el 30 de abril pasado. Pero la noche del sábado marcó su regreso con fuerza: con un golazo de tiro libre en la victoria de Emelec por 0-2 sobre Deportivo Cuenca.

Con esta victoria, los eléctricos alcanzaron la cima de la segunda etapa (33 puntos), para acercarse a su objetivo de ganar la etapa y forzar juegos de finales contra Liga de Quito.

La participación de Quiñónez aportó significativamente en este triunfo, según el entrenador Mariano Soso, no solo por abrir el marcador, sino por su colaboración directa en la configuración del juego ofensivo de los azules.

“(Pedro) tuvo incidencia en cuanto a lo que buscábamos. Pedro es un futbolista que proporciona pases tanto de conservación como progresión en el campo”, refirió Soso, en la rueda de prensa luego del partido con D. Cuenca.

Y resaltó: “Entendimos que necesitábamos un habilitador. El equipo había quedado con un volante ofensivo que no es natural como Joao Rojas y con un centrodelantero como Brayan Angulo; e imaginamos que Pedro podía formar parte de la construcción de juego, y abastecer tanto a Caicedo, ayudarlo a Angulo y a Carlos Orejuela, que también entró como extremo”.

“En la acción del gol (de Quiñónez), lo que hace es manifestar su jerarquía y su calidad”, elogió el DT.

Ya de forma colectiva, Soso destacó la evolución positiva de su plantel. “Es una victoria significativa obviamente nos acerca al objetivo, pero no perdemos la atención de poder resolver lo inmediato. Tenemos cuatro partidos en juego y a partir del lunes estaremos definiendo el próximo encuentro que será en Guayaquil con ciertas distancias de días conociendo la fecha FIFA y la para del torneo”.

El torneo se suspende hasta el próximo 28 de noviembre, por los amistosos de Ecuador. En la fecha 19, Emelec recibe a Independiente del Valle.

Nos vemos como un equipo en evolución y eso nos resulta satisfactorio. Seguimos viendo un futuro con mucho optimismo Mariano Soso, DT de Emelec

(D)