El director deportivo de la selección de Alemania, Oliver Bierhoff, denunció “golpes bajos” de parte de la crítica contra algunos futbolistas germanos, entre ellos Mesut Özil, apuntado a la vez por su pálido juego contra México (derrota por 1-0) en el debut del Mundial y por su actitud en el caso de su encuentro con el presidente turco.

“Tenemos que convivir con las críticas que nos golpean desde nuestra derrota contra México, y la mayor parte son justificadas”, dijo ayer Bierhoff en su reunión cotidiana con la prensa en Sochi. “Pero lamento que algunos comentarios hayan sido golpes bajos, no solo para Mesut Özil, sino en general”, agregó el exdelantero.

“Las críticas severas, está bien, lo aceptamos, pero no los comentarios desubicados contra campeones del mundo que han dado mucho. No debemos dejarnos perturbar por ellos, y tenemos que seguir concentrados, que es lo importante”.

La Mannschaft tiene un partido crucial el sábado contra Suecia, que en su debut venció a Corea del Sur (1-0) y lidera la llave F junto al plantel de Juan Carlos Osorio.

Publicidad

El mánager de la selección alemana no citó explícitamente los comentarios que le parecieron “golpes bajos”, aunque los ataques más visibles en la prensa han salido de boca del exinternacional Lothar Matthäus, comentarista estrella por estos días en Alemania.

Matthäus acusó a Özil de “no tener ganas” de jugar y señaló un vínculo entre su supuesta falta de compromiso para vestir la casaca alemana y su reciente reunión con el presidente turco Recep Tayyip Erdogan. (D)