El esquiador Klaus Jungbluth se sometió a chequeos médicos y físicos en el Comité Olímpico Ecuatoriano, ya enfocado en su participación en los Juegos Olímpicos de Invierno Pyeongchang 2018, en Corea del Sur, del 9 al 26 de febrero.

Jungbluth, que es el primer deportista ecuatoriano clasificado a unos Juegos de Invierno, pasó por Ecuador tras competir la semana pasada en el Circuito de Esquí de Asfalto en Bogotá, Colombia, donde alcanzó la medalla de bronce.

“Pienso que Ecuador será el único o uno de los pocos países en tener un solo deportista clasificado a estos Juegos, pero sí el que desfile por primera vez”, comentó Jungbluth.

En el evento, Klaus, de 38 años, competirá en esquí de fondo 15 km estilo libre, prueba prevista para el 16 de febrero del 2018. El recorrido tendrá un exigente circuito de tres vueltas de 5 km, con un 35 % plano, 35 % de subidas y el 30 % de bajadas.

Uno tiene que estar preparado para todo tipo de terreno”, afirmó. “Mi expectativa es ubicarme entre los mejores sudamericanos, estará presente también Argentina, Chile y Brasil”, añadió Jungbluth.

Esto se suma a las temperaturas bajo cero que experimenta Corea del Sur en esa época, por ello Klaus tendrá una intensa preparación. “El 20 de diciembre parto de Australia, donde vivo actualmente, a Europa para entrenar sobre la nieve lo que reste de diciembre y todo enero. Iré a cuatro carreras preparatorias en Suiza, Italia, Polonia y República Checa”. (D)