Aunque sea un novato en la Copa del Mundo de Rusia, Panamá va a pelear por clasificar a la segunda fase, aseguró su DT, el colombiano Hernán Darío Gómez, orgulloso de su nueva cita mundialista y deseoso de enfrentar a Brasil o Alemania.

“Para mí es un orgullo poder estar en mi quinto Mundial. Es un buen récord y es motivo de alegría volver otra vez haciendo historia con un país que nunca había ido”, dijo el Bolillo Gómez en una entrevista con la agencia AFP.

“De los 32 equipos, 31 quieren jugarle a Panamá porque es la Cenicienta”, aunque el equipo va a luchar por pasar la primera ronda, añadió. El técnico cafetero logró clasificar a Panamá a su primer Mundial tras quedar tercero en el hexagonal de Concacaf y dejar eliminado a Estados Unidos. La hazaña convirtió a Gómez en un héroe de un país donde el fútbol ha ido restándole adeptos al béisbol y al boxeo. Sin embargo, advierte que “la diferencia con los demás equipos es grande”.

Publicidad

“Nosotros vamos a trabajar para llegar lo más alto que podamos y hacer un papel digno. A crecer y aprender mucho”, afirmó. Para ello espera enfrentar a los mejores del mundo.

“Yo quiero ir a cambiar la camiseta con Italia, Brasil, Alemania, Argentina”, reveló Gómez, quien no quiere ver ni en pintura a la selección de su país natal porque “yo siempre quiero que Colombia gane”.

Rusia 2018 será el quinto Mundial para el Bolillo tras clasificar antes a Colombia para Francia 1998 y Ecuador a Corea y Japón 2002. Además fue asistente de Francisco Maturana con Colombia en Italia 1990 y Estados Unidos 1994. Tan solo el francés Henri Michel puede exhibir algo parecido.

Publicidad

Vea también: Retrasos en sedes para el Mundial e Rusia 2018

“Se habla de los argentinos, de los europeos (pero) yo quisiera ver esos grandotes técnicos del mundo, que los respeto y que son muy capaces, trabajando aquí en Panamá, clasificando equipos que no tienen mucha historia”, sostuvo el colombiano de 61 años, admirador de su mentor Maturana y del argentino Marcelo Bielsa.

Publicidad

Rusia es el primer boleto mundialista del antioqueño tras dimitir en el 2011 del combinado colombiano por un incidente de agresión a una mujer, por lo que cree que esta es “otra oportunidad más en la vida”.

Este amante de la salsa romántica y el bolero militó como jugador en Independiente de Medellín, Atlético Nacional y Santa Fe. Admira el “fútbol moderno” que vio en la Holanda de Johan Cruyff y el Milan de Arrigo Sacchi. “Hablan de fútbol moderno, pero el fútbol moderno lo vi yo en 1974 con Holanda”, aseveró. También declaró que el FC Barcelona es el último equipo que ha desarrollado un juego espectacular.

“Si usted ve el último equipo que jugó bien bonito fue el Barcelona de Pep Guardiola y Luis Enrique. Jugaron bien al fútbol con base en triangulaciones, paredes, elaboración y sostener el balón. Eso es lo que yo quiero”, afirmó. Además, este enemigo de las nuevas tecnologías y los psicólogos en el fútbol considera al argentino Lionel Messi un “extraterrestre”.

Los nervios lo traicionaron en enero pasado cuando estuvo a punto de irse a los golpes con su compatriota Jorge Luis Pinto, pero ahora desea que clasifique con Honduras al Mundial, lo que elevaría a tres el número de técnicos colombianos clasificados en Concacaf, con Juan Carlos Osorio en México.

Publicidad

“Yo estoy haciendo fuerza para que Pinto vaya al Mundial 2018 por ser colombiano y estar los tres. Eso sería otro récord histórico”, dijo.

Para mí, después de Lionel Messi está Arturo Vidal. Lástima que sea chileno y no panameño para convocarlo. Vidal es un goleador todoterreno.

El jugador de fútbol es como una cometa. Lo sueltas y lo agarras, pero no lo sueltes mucho porque se te va. Hernán Darío Gómez, DT de Panamá.

(D)