Los ecuatorianos que actúan en el fútbol mexicano regresaron a la capital azteca tras la doble fecha de eliminatorias, pero antes de abordar el avión, Walter Ayoví (Monterrey) y Gabriel Achilier (Morelia) lamentaron las críticas que han recibido tras las derrotas 2-1 ante Paraguay y 0-2 ante Colombia, resultados que provocaron el descenso de la Tri al sexto puesto, sin cupo al Mundial, a cuatro fechas del final del clasificatorio.

“Quiero preguntar si en estos dos partidos el volante que me tocó por mi lado me pasó por encima. Cuando pase eso, yo mismo me voy a retirar, me siento muy satisfecho y con fortaleza anímica”, afirmó Ayoví en radio Huancavilca.

“Como jugadores siempre tratamos de cumplir, por tener ese orgullo de jugar por la Selección. Que la gente diga que jugamos por dinero, no es así, ningún jugador le ha reclamado dinero a la FEF”, aclaró.

“Vamos a seguir luchando, sabemos que hoy por hoy es difícil, pero nunca ha sido nada fácil para nosotros. Todavía quedan cuatro partidos y todo puede pasar”, enfatizó.

Achilier consideró que tras los malos resultados “este es un país dividido” y habló del ambiente negativo que ellos sintieron en el Atahualpa.

“Nos gritaron ‘ole’ cuando Colombia tenía la pelota. Cuando salí del estadio, un policía nos gritaba: ‘Son malos’. Este es un país dividido”, reiteró. (D)