El público no lo vio por los canales de televisión porque los deudores de los derechos de transmisión del fútbol ecuatoriano no pasaron las imágenes de la protesta, pero los que fueron a los estadios, incluidos varios dirigentes, viralizaron las imágenes a través de las redes sociales. En dos escenarios de Quito hubo una misma forma de exigirle a las televisoras incautadas por el Estado que se pongan al día. 

"Señores canales de televisión, por favor paguen los derechos de transmisión. Nosotros también tenemos familias" decía la pancarta que sostuvieron juntos los jugadores de El Nacional y Aucas, en el estadio Olímpico Atahualpa y que se replicó en el de Ponciano, donde se enfrentaron Liga de Quito y Barcelona. En ambos casos los carteles hacían alusión a los canales TC y GamaTV, bajo control del Estado.

Hace dos semanas, el vicepresidente de la FEF, Álex De la Torre, a propósito de un pedido de ayuda económica de los clubes de Manabí tras el terremoto, mencionó que la entidad pasa por apremios económicos ya que esta ha estado cubriendo los rubros que le corresponden a los canales que adquirieron los derechos, pero que no están al día, para que los clubes no se sientan muy afectados.

En ese contexto De la Torre reveló que, hace quince días, la deuda pasaba de los $ 5 millones. Sin embargo ayer, un dirigente del Deportivo Cuenca, Francisco Sánchez, publicó en Twitter que "una semana más y ya son $ 6'700.000" lo que deben los canales a los clubes. (D)  

Es el principal ingreso de la mayoría de equipos!