La legendaria, linajuda y respetada camiseta amarilla de la selección de Brasil, conocida como canarinha, cumplió el lunes anterior 60 años como referente de una historia que forjó cinco campeonatos mundiales y vistió a astros inolvidables como Didí, Vavá, Pelé, Garrincha, Gerson, Romario, Bebeto, Ronaldo y Rivaldo, entre otros.

El color amarillo en la camiseta de Brasil se debe en gran parte a la superstición de la dirigencia deportiva tras la tristeza que generó la derrota ante Uruguay en el Mundial de 1950, en el Maracanazo, y al talento de un adolescente que en 1954 logró cambiar la ‘maldición’ de la camisa blanca con detalles en azul que Brasil usó en los mundiales de Uruguay 1930, Italia 1934, Francia 1938 y como anfitrión en 1950.

La última vez que el combinado brasileño usó camiseta blanca fue el 16 de julio de 1950, tras la caída ante los charrúas en el juego por el título del mundo ante 220.000 personas en el Maracaná.

El diseñador

Publicidad

El creador de la famosa canarinha es Aldyr García Schlee, brasileño que cuando tenía 18 años ganó un concurso convocado por la Confederación Brasileña de Desportos (CBD, en aquella época, CBF, Confederación Brasileña de Fútbol) y el diario Correio da Manha.

Schlee, quien reside en Capa do Leao, en la frontera con Uruguay, en el estado de Río Grande do Sul, será homenajeado en el Mundial 2014, con una exposición en el Memorial de los Derechos Humanos en Porto Alegre, que contará la historia de la indumentaria canarinha.

El creador, nacido en noviembre de 1934 (actualmente escritor, periodista, traductor, diseñador gráfico y profesor universitario) se define como hincha de Uruguay debido a la influencia que en la infancia tenía el país vecino.

La camiseta con la que se pretendió ahuyentar la maldición del Maracanazo fue presentada el 20 de enero de 1954 en el estadio Maracaná, de Río de Janeiro, antes del partido Flamengo-Botafogo, con los seleccionados Djalma Santos, Didí, Nilton Santos y Ademir (este último fue goleador del Mundial 1950, con 9 goles, y uno de los ‘damnificados’ de la caída 1-2 ante Uruguay y jamás fue llamado para otra cita mundial).

Publicidad

Con la hechizante canarinha con cuello verde, pantalón azul y medias blancas, Brasil se convirtió en la principal potencia del balompié, y conquistó cinco veces la Copa del Mundo: Suecia 1958, Chile 1962, México 1970, EE.UU. 1994 y Japón-Corea 2002.

El modelo de la camiseta principal de la selección, que ha tenido varios estilos, siempre ha respetado el ‘verdeamarelo’ de su inspirador.