Los obreros del cementerio municipal de esta ciudad, ubicado en la vía a Balosa, hallaron al mediodía de ayer un feto de aproximadamente 5 meses en una caja de cartón.

Según testimonios de los obreros, ellos se encontraron con la caja cuando realizaban la limpieza de la maleza en el sitio y observaron que en una sábana estaba envuelto el cuerpo del feto de sexo masculino.

“El feto estaba formado, de unos 5 meses de crecimiento”, manifestó uno de los agentes de Criminalística de la Policía Nacional, luego del levantamiento del cuerpo que fue llevado a la morgue del cementerio general.

La Fiscalía inició las investigaciones para conocer en qué circunstancias y quién fue la persona que lo dejó abandonado en este sitio.