El periodista Jorge Lanata aseguró el pasado domingo en el programa Periodismo Para Todos (PPT), que emite el canal El Trece que el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, era “el cajero” de los negocios turbios entre el acaudalado empresario Lázaro Báez y el ex- presidente argentino Néstor Kirchner, publicó ayer en su sitio web el diario La Nación.

Según las investigaciones de Lanata, el funcionario era el encargado de cobrar sobornos a empresas de obras públicas en Santa Cruz, cuando Kirchner era el gobernador de esa provincia. Estela Kank, exsocia de Kank y Costilla SA, empresa contratista de obras viales, ahora propiedad de Báez, denunció a PPT los sobornos de De Vido a empresarios de Santa Cruz, entre los que figuran su primo hermano, Carlos Kank, exmiembro de la constructora.

La mujer dijo que denunció las maniobras de De Vido ante la justicia, la que luego desistió la causa al ministro y al resto de los integrantes de la empresa que ahora es de Báez. Además, habló de presiones de parte del empresario kirchnerista para se despojara de la empresa.

Lanata mostró el pasado domingo en PPT un nuevo informe en el que se muestra la adjudicación de licencias a empresas ligadas a Báez en Santa Cruz, para la ejecución de obras públicas. Entre las compañías figuran Cóndor Cliff/ La Barrancosa, sobre las que hay denuncias por sobreprecios.

En tanto, el pasado viernes los diputados argentinos Manuel Garrido y Graciela Ocaña presentaron formalmente en Uruguay una denuncia ante la Justicia local por el también caso de lavado de activos denunciado por Lanata en la que entre otros puntos solicitaban investigar a De Vido y a Báez, y a la familia directa de Kirchner.