A primera vista parecía que todo estuvo hecho al apuro, desde los accesos de tierra hasta la enorme carpa que no terminó de instalarse. La estructura que aloja al Circo Social, proyecto emblema de la Vicepresidencia que se tenía previsto inaugurar en Loja, la tarde de este jueves, quedó inconclusa.

Aunque la tarima principal, torres de soporte y asientos estaban ubicados en su lugar, la rotura de gran parte de la carpa hizo que tanto el gobernador de Loja, Marcelo Torres, como técnicos de la Secretaria de Riesgos acudan al lugar ubicado tras el cementerio general.

Los fuertes vientos jugaron una mala pasada según lo aseguró Alexander Vega, Coordinador Nacional del Circo Social. "Una de las carpas se rompió por la mitad y otras 4 lonas quedaron colgando de lo alto de la estructura de 15 metros", dijo. Por ello "no nos arriesgamos y mejor decidimos desmantelar las carpas como precaución", agregó.

Las autoridades revisaron las instalaciones, que al momento no ofrecieron ninguna garantía de seguridad. Julio Bueno, gerente del programa Sonríe Ecuador, anunció la suspensión temporal de la inauguración de la carpa-circo, pero la función inicial programada con artistas internacionales se realizó en el Coliseo Ciudad de Loja.

Vega afirmó que es la primera vez que en el país se fabrican e instalan carpas y estructuras para circos y que por ello se pasaron "por alto" algunos detalles que sí se tomaron en cuenta en Cuenca, cuando se inauguró el Circo Social.

"Haremos un análisis y evaluaciones de los daños y con eso se elaborará otro cronograma de instalación del circo social", enfatizó Vega.