Miércoles 06 de marzo del 2013 Fútbol

El Nacional da de baja a DT Manuel Tomé

QUITO



QUITO. El español Manuel Tomé (i) fue despedido ayer. Su asistente Orlando Narváez, con quien dialoga, lo reemplazó.

QUITO. El español Manuel Tomé (i) fue despedido ayer. Su asistente Orlando Narváez, con quien dialoga, lo reemplazó.

La campaña de cinco derrotas consecutivas le costó ayer el cargo al español Manuel Tomé, entrenador de El Nacional, confirmó Hugo Villacís, presidente del club militar.

La directiva criolla decidió ayer separar al estratega y encargar el plantel a Orlando Narváez, quien dirigió en la primera jornada del campeonato y sumó los únicos tres puntos con los que cuentan los capitalinos en la tabla de posiciones.

“El directorio acogió la recomendación de la Comisión de Fútbol y decidimos terminar en buenos términos la relación con el técnico Tomé. Desgraciadamente no se dieron los resultados y eso es lo que prima en el fútbol”, señaló Villacís.

Villacís había anticipado que cualquier decisión respecto del futuro del español se adoptaría “con cabeza fría”.

Narváez dirigirá este fin de semana en la continuación del torneo, mientras la directiva busca el sustituto para Tomé. Guillermo Vaca, gerente de El Nacional, añadió que el exportero Álex Cevallos será asistente de Narváez.

Tomé asumió el cargo por recomendación del Mónaco Capital Group, entidad española que ofreció en enero un aval para que el club se adjudique un crédito que aún no se concreta y a la que el propio DT dijo rendirle cuentas sobre su gestión.

Antes de conocerse su despido, Tomé analizó la derrota 1-2 frente al Deportivo Quevedo, el domingo pasado en Quito.

El europeo culpó a sus dirigidos por la caída: “Dimos un paso atrás respecto de como estábamos jugando. Tuvimos la pelota, pero no profundidad y cometimos errores en defensa. No puede ser que en los ‘minutos basura’, cuando el juego está acabado, te ganen con una falta frontal; eso no tiene explicación”, señaló.

‘Tortugas de Galápagos’

El español criticó el funcionamiento de sus dirigidos ante los riosenses: “Hicimos un partido nefasto en medio campo; lentos, a no poder más. El equipo fue horrendo, parecíamos tortugas de Galápagos”.

El destituido entrenador ibérico insinuó problemas de comunicación con el plantel. “Me explico mal o los jugadores no me entienden”, dijo.


Enlace corto: