ERDWIN CUEVA
LOJA.- El presidente Rafael Correa se negó a inaugurar el proyecto eólico Villonaco por considerar que estaba inconcluso al no contar con una carretera de acceso.

“Me negué a inaugurar el proyecto eólico, porque no somos mediocres. No se hizo lo principal, una vía decente de entrada" señaló Correa, quien aseguró que "los estudios debieron haberse empezado cuando empezó el proyecto”.

“Para este presidente, acabar el proyecto, es tener una vía decente. Incluso es una falta de respeto llevar al presidente por una vía llena de baches, por eso el día de hoy no inauguré el proyecto Villonaco, lo cual me ha dado mucho dolor” dijo este miércoles el primer mandatario.

“Contaba los días para inaugurar este proyecto, el proyecto más alto del mundo, pero este presidente no se va a prestar a la mediocridad. Escúchenme los funcionarios de gobierno. No me llamen a inaugurar un proyecto que esté incompleto” finalizó.

Trabajadores, funcionarios, asambleístas de gobierno, invitados, autoridades locales y miembros de la prensa se sorprendieron cuando el presidente, pese a haber llegado a la entrada del proyecto, no ingresó al acto que había sido preparado con pantallas gigantes, sonido e infraestructura, traídos desde Guayaquil.

Tras un anuncio del gobernador de Loja, Marcelo Torres, que indicaba que la agenda del presidente continuaba en Loja, los asistentes procedieron a retirarse de a poco, para no seguir soportando el intenso frío y la baja sensación térmica en ese cerro, ubicado a 2720 metros sobre el nivel del mar.

El proyecto eólico Villonaco generará, según sus mentalizadores, 16,5 megavatios con 11 aerogeneradores y se unirá al sistema interconectado nacional.