Una comisión conformada por el ministro de Relaciones Laborales, Francisco Vacas, y algunos asambleístas, analizará las denuncias de los trabajadores de la empresa Sinohydro, que construye el proyecto hidroeléctrico Coca Codo Sinclair.

Mientras, los representantes de la compañía, liderados por el gerente Zi Jiquan y la funcionaria Miriam Baldeón, confirmaron que no existirán represalias contra los empleados que mantienen una paralización por supuestos maltratos.

Esto luego de una reunión en la Comisión de los Derechos de los Trabajadores de la Asamblea, en la que participaron los delegados de ambos sectores, el ministro Vacas y asambleístas.

Publicidad

En ese escenario, los trabajadores ratificaron que en la compañía se vulneran sus derechos. José Vargas, representante del sindicato, señaló que son víctimas de groserías de los funcionarios chinos, que no se les pagan las remuneraciones, que la alimentación no es la adecuada y que no existe agua potable.

Xavier Argüello, exempleado del proyecto, afirmó que la compañía no cumple con el pago de horas extras y que bajo su auspicio se creó un sindicato paralelo para limitar el derecho de los empleados.

A su vez, Carmen Vargas, que labora como cocinera, reiteró sus acusaciones de acoso sexual contra un funcionario chino.

Publicidad

En respuesta, Baldeón señaló que han solicitado el uso del polígrafo para el empleado supuestamente responsable de este delito y que respaldarán las investigaciones.

Recalcó que la compañía cumple con el pago de salarios y no tener mora patronal. Pero reconoció que los sueldos de un trabajador del grupo de mano de obra no calificada está entre $ 305 y $ 350 mensuales.

Publicidad

Vacas, en tanto, señaló que se analizarán las denuncias. Recordó que la compañía Sinohydro fue sancionada en el pasado por algunos incumplimientos.

Pero advirtió que la ley laboral es clara al establecer que la inasistencia al trabajo por 3 días, que puede ser promovida por una paralización, es penada con destitución.