Publicidad

Régimen denuncia amenaza británica por caso Julian Assange

Régimen denuncia amenaza británica por caso Julian Assange

QUITO. Manifestantes se enfrentaron ayer con la policía en los exteriores de la Embajada del Reino Unido en esta capital, en rechazo a la supuesta “amenaza” de Londres. Foto: redaccion


QUITO.- El ministro de Relaciones Exteriores, Ricardo Patiño, denunció ayer que el gobierno británico amenazó con tomar por asalto su embajada en Londres si no entrega al hacker australiano Julian Assange, y anunció que hoy, a las 07:00, informará su decisión sobre el pedido de asilo que le cursó el fundador de WikiLeaks.

En caso de concretarse esa medida, “será interpretada por el Ecuador como un acto inamistoso, hostil e intolerable, y además como un atentado a nuestra soberanía que nos obligaría a responder con la mayor contundencia diplomática”, enfatizó Patiño tras reunirse con el presidente Rafael Correa.

En diez minutos de manifiesto, Patiño rechazó el comunicado británico (que les llegó en la mañana) y expuso las medidas que Ecuador adoptará en caso de que Reino Unido decida “asaltar” la Embajada nacional en Londres.

Señaló que el gobierno británico pretende respaldar su amenaza en una norma de carácter interno: la Ley de Instalaciones Diplomáticas y Consulares.

Publicidad

De manera insistente, expuso que los locales diplomáticos gozan de inmunidad reconocida por la comunidad internacional. “En ningún caso es lícito penetrar a un local de la embajada para arrestar a un refugiado político; el asilo diplomático es una excepción a las inmunidades reconocidas al edificio, a los agentes, en cuanto a sus funciones y tal excepcionalidad no se interrumpe cuando se trata del ingreso de quienes buscan asilo por motivos políticos”.

Patiño dijo que la comunicación del gobierno del Reino Unido es una violación de “expresas normas de derecho internacional, que obligan a los estados a solucionar sus diferencias apelando a medios de solución de conflictos previstos en el derecho internacional”.

Expresó que el ingreso no autorizado de cualquier autoridad británica en cualquier recinto de la Embajada de Ecuador sería una violación flagrante del art. 22 de la convención de Viena, sobre derecho de los tratados, así como del artículo 2.4 de la Carta de la ONU, que prohíbe a los Estados el uso de la fuerza y la amenaza del uso de la fuerza.

El canciller adelantó además que de concretarse acciones en contra de la Embajada por arrestar a Assange, Ecuador solicitará la convocatoria a un Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores de la Unasur y pedirá también al secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA) una asamblea extraordinaria para obtener una respuesta común a la amenaza británica.

Assange, quien enfureció a Washington en el 2010 cuando su sitio de internet publicó miles de cables secretos diplomáticos, ha dicho que solicitó protección a Ecuador porque se considera un perseguido político y teme ser extraditado a Estados Unidos donde cree que su vida correría peligro.

A través de su cuenta en Twitter, el presidente de la Asamblea, Fernando Cordero (AP), convocó ayer a una sesión extraordinaria, hoy a las 21:00, para analizar el comunicado que Reino Unido a Ecuador.

Un grupo de personas, entre ellos simpatizantes de PAIS, se enfrentó ayer con la policía en los exteriores de la Embajada del Reino Unido en Quito en rechazo al anuncio británico.

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Encontraste un error en esta noticia?