REUTERS
CIUDAD DEL VATICANO.- Un informe europeo sobre los intentos del Vaticano por ser más transparente financieramente dijo este miércoles que la Santa Sede aún debe realizar reformas importantes antes de cumplir con los patrones internacionales relativos a la lucha contra el lavado de dinero y la financiación al terrorismo.

Como se esperaba, el informe de Moneyval, un departamento del Consejo de Europa, señaló que el Vaticano había recibido notas negativas sobre siete de las 16 recomendaciones consideradas clave y había aprobado las otras nueve.

El documento fue particularmente crítico sobre la administración del Banco del Vaticano, oficialmente conocido como Instituto para Obras de Religión (IOR), y recomendó con firmeza que sea "regulado de forma independiente por un supervisor en el futuro cercano".

El escrito, que influirá en el intento futuro de la Santa Sede para formar parte de la lista de países que cumplen con las exigencias internacionales, dice que el Vaticano "ha recorrido un largo camino en un corto periodo de tiempo" y que aunque se han levantado "muros" para combatir el lavado de dinero, es necesario hacer más.

La crítica se da a conocer en momentos en que el Vaticano está luchando por limitar los efectos de un escándalo de corrupción en el que el mayordomo del Papa Benedicto XVI es sospechoso de haber filtrado documentos secretos, los cuales evidencian supuestas malas prácticas en los asuntos de la Santa Sede con algunas firmas italianas.