El canciller Ricardo Patiño negó que se haya contactado con militares paraguayos para defender al presidente Fernando Lugo, quien fue destituido tras un juicio político en su contra.

La difusión de un video de una supuesta reunión del ministro venezolano Nicolás Maduro con altos mandos militares paraguayos, poco antes de la destitución de Lugo, levantó nuevamente la polémica.

En las imágenes se observa a varios cancilleres de la región que ingresan a un salón del Palacio de Gobierno de ese país.

La primera en hacerlo es la colombiana María Ángela Holguín; tras ella van Maduro y Patiño, a quien se lo observa hablando por teléfono celular.

Antes de la presentación del video, Patiño negó en el canal incautado Gamatv que haya mantenido algún contacto con el mando militar paraguayo para arengar en favor de Lugo.

“Jamás yo me comuniqué, me reuní, con ningún jefe militar de las Fuerzas Armadas (de Paraguay), ni nuestro embajador (Julio Prado)”.

El canciller explicó que junto a sus pares de la Unasur llegaron a Asunción un día antes de la destitución de Lugo y que de inmediato se “distribuyeron responsabilidades” para hablar con sectores políticos.

Y que en la noche del 22 de junio, un día antes de la caída de Lugo, los cancilleres se concentraron en la sede presidencial para acompañarlo “en ese momento tan difícil que él vivió”.

Señaló que en esas circunstancias los jefes militares también acompañaron a Lugo y que “es normal que así sea”.