La Corporación Nacional de Electricidad (CNEL) comenzó a aplicar desde el pasado 1 de junio las tarifas eléctricas de verano para los clientes residenciales de la Costa, Oriente y región Insular que consuman valores superiores a los 500 kilovatios hora al mes (kWh/m), es decir, aquellos que pagan más de $ 53, verán reflejados un incremento en sus planillas de servicio eléctrico.

Wadih Daher, gerente regional de CNEL Guayas-Los Ríos, explicó que no se trata de un incremento en las tarifas eléctricas, sino el cumplimiento de la resolución 043/11 del Consejo Nacional de Electricidad (Conelec), emitida el 24 de junio del 2011, donde se establece el esquema tarifario para este grupo de clientes.

Indicó que desde diciembre hasta mayo pasado la CNEL mantenía la tarifa subsidiada, equivalente a los $ 0,08 por kWh, hasta los 700 kWh de consumo mensual de energía eléctrica, por tratarse de la época invernal, pero una vez terminado el invierno los clientes de las zonas antes mencionadas, deberán cancelar incrementos tarifarios graduales a partir de los 500 kWh de consumo.

La excepción de esta medida es para los clientes de los sectores comerciales e industriales, quienes continuarán con el mismo esquema.

Publicidad

Mientras que el subsidio de la Tarifa de la Dignidad, que beneficia a aquellos abonados que consumen menos de 130 kWh al mes en la Costa, Oriente y Galápagos se mantiene. Ellos continuarán pagando $ 0,04 por kWh, de junio a noviembre de este año.

El gerente regional de la Corporación expresó que algunas planillas del mes de junio ya vendrán con parte del ajuste tarifario, esto debido a la fecha de lectura del consumo, pero que desde julio se podrá observar el nuevo incremento para los usuarios que superen los 500 kWh.

Por esta razón Daher recomendó a la ciudadanía el uso racional de la energía eléctrica, y que se acojan a los consejos que da la CNEL para consumir menos energía como es el uso de focos ahorradores.