QUITO
.- El viernes pasado, simultáneamente en Quito, Tulcán y Manta, la Unidad de Lavado de Activos (ULA) de la Policía operó, por tercera ocasión en menos de un año, para detener a cinco nuevos presuntos involucrados en una red de lavado de activos dedicada a legalizar dineros llegados a Ecuador provenientes del narcotráfico en Europa.

Inicialmente fueron once las personas contra las que se pidió orden de detención, con fines investigativos en el caso del lavado de activos denominado Titanio, pero solo cinco fueron arrestadas en Quito y Tulcán, donde se dieron 12 de los 13 allanamientos. En Manta, solo se registró una vivienda.

Esta operación es parte del caso Espejo iniciado en España en septiembre del 2010, luego de la detención en Madrid de la ecuatoriana Jenny Fasce, a quien se le acusa de captar dineros provenientes del narcotráfico que luego enviaba a Colombia y Ecuador, aparentando ser remesas de migrantes.

Casi un mes después de que Fasce fue apresada, la policía española envió un requerimiento internacional a la Fiscalía de Ecuador para que se investigue a familiares de ella y a un sinnúmero de personas que estarían relacionadas con la red de "blanqueo de capitales".

Publicidad

Dentro de este requerimiento estaba el nombre de Ana Bernys Cumba, ecuatoriana señalada en los reportes antinarcóticos como la principal accionista de una serie de "empresas de pantalla" que fueron creadas para hacer lícitos recursos del narcotráfico colombiano.

Según los seguimientos, Bernys, quien fue detenida en Quito el viernes último, recibió mediante dos transacciones a la empresa Cuenca Export, entre abril y marzo del 2010, la cantidad de $ 4,5 millones de una empresa venezolana dedicada a la venta de fruta. "Lo que nos pareció raro es que la compañía de la detenida haga una exportación de aparatos médicos odontológicos a una empresa que se dedica a la venta de fruta", dijo un investigador.

En ese periodo del 2010, Bernys habría creado cuatro empresas más y para su constitución usó a Hilda Cecilia Sánchez, también detenida en Quito el viernes 26 de agosto.

Los datos recabados en la investigación de la ULA sostienen que las empresas Exporandina, Bolinova Export y Becanandina, Coencar Cía. Ltda y Mich Ter C.A. fueron "empresas de papel" creadas solo para obtener una cuenta corriente en la que se moverían grandes capitales. En las empresas aparecían como accionistas mayoritarias Bernys o Sánchez.

Aparentemente, una vez el dinero ingresaba en Ecuador a cualquiera de las "empresas de papel", el efectivo era reenviado e invertido en la Bolsa de Valores de Colombia. Se investigan a dos empresas que exportan café, a una dedicada a la venta de frutas y otra a la de equipos agropecuarios.

Por otra parte, los ecuatorianos Sandro Chicango Trejo, Byron Chicango Igua y Rubén Burbano, estos dos últimos cambistas de moneda extranjera, también fueron apresados en Tulcán, Carchi, como sospechosos de haber colaborado con el blanqueo de capitales.

Publicidad

Los cambistas, según un agente de la ULA, eran utilizados para cambiar cheques emitidos por las empresas de Bernys y luego ellos mismos se encargaban de depositar el efectivo en cuentas en Colombia.

En la audiencia de formulación de cargos, la jueza Ángela Sarmiento ordenó prisión preventiva para los sospechosos. Todos estan en Quito.

Tres procesos

Cerca de 26 personas han sido detenidas en los tres casos desmembrados del proceso español denominado Espejo: Espejo 1, Monedas y el de ahora, Titanium.

Un juzgado

Solo Omar Erazo, preso en Espejo 1, ha sido llevado a audiencia de juzgamiento por el delito de lavado de activos. Él se declaró culpable del movimiento de dineros, pero dijo que no conocía el origen. El proceso judicial del caso monedas aún se mantiene en instrucción fiscal.