Un grupo de la congregación de los Heraldos del Evangelio tomó esta tarde, a las 16:00, el control de los equipos informáticos de radio Sucumbíos, administrado por la vicaría, con el propósito de asumir su administración, según empleados.

Uno de ellos aseguró que los Heraldos llegaron sorpresivamente para cerrar la estación, aduciendo falta de recursos para mantener la radio. Según los empleados, ellos pusieron claves en algunas computadoras y cerraron con candados ciertas áreas de la estación radial, pero esta siguió al aire, pues no llegaron a la cabina de transmisión.

Los trabajadores refirieron que los Heraldos del Evangelio toman la radio para quitarle protagonismo a la orden Carmelitas Descalzos, que maneja la estación radial desde cuando  estaba a cargo del Vicariato de Sucumbíos.

Pero en noviembre –por orden del Vaticano–  fueron relevados por los Heraldos, lo que desató el rechazo en las comunidades de base, que trabajaron con los carmelitas durante unos 40 años.

La toma de estación fue rechazada por algunos dirigentes sociales y decenas de personas  se aglomeraron afuera de las instalaciones, en apoyo a la labor  de la emisora. Pasadas las 17:00, la Policía mostró una orden de  desalojo a todos quienes estaban en la radio, suscrita por el Juzgado Tercero de Garantías Penales de Sucumbíos.

Pasadas las 18:00, la gobernadora de Sucumbíos, Nancy Morocho, señaló que se acordó la formación de una comisión para analizar el caso de la radio, según informó la Coordinadora de Radio Popular Educativa del Ecuador en su cuenta Twitter.