El presidente Rafael Correa intensificó ayer, durante su enlace sabatino desde Pasaje, El Oro, su discurso en contra de los opositores a la consulta popular y advirtió que no permitirá que ofendan su honor.

Recordó el incidente ocurrido el pasado 13 de abril en Riobamba cuando ordenó la detención –por unas horas– de la ciudadana Irma Parra, por supuestamente haberlo increpado por el No a la consulta popular con una señal obscena.

“Habrá que enseñar quién manda en el país. Yo soy el presidente, tendrán que aprender a respetar”, dijo Correa, quien señaló que para castigar el insulto a la figura del presidente de la República “ya existe la figura de desacato, que son dos años (de cárcel), pero que no hay ningún detenido por eso”, por lo que “debe ser por lo menos una contravención”.

Se refirió a Parra como “una vieja pelucona, malcriada, bien enjoyada y que se creía bonita, que reaccionó con prepotencia” porque él confundió “a la empleada con su hija”.

Publicidad

“Le dije que qué le pasa, pero ella reaccionó con prepotencia. Por eso dije señores (de la seguridad presidencial) que la detengan; hasta por motivos de seguridad se debe interrogar a esta gente”, indicó Correa.

El jefe de Estado aseguró que tolera escuchar un ‘abajo Correa’, “porque eso es absolutamente democrático”. Pero no “que me digan ¡hijo de tal!”.

En el enlace se pasó un video en el que un funcionario regional del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) habla de “investigar irregularidades” en la afiliación de trabajadores de los negocios de Parra.

En el video presentado se acusó a Parra de no pagar horas extras a sus trabajadores, de que dos de ellos no están afiliados al IESS, que su hijo sí lo está, pero que no cumple con las horas laborales establecidas.

El presidente agregó que es una “empresaria tramposa” que según información del Servicio de Rentas Internas “paga cero de Impuesto a la Renta”.

Por otra parte, Correa exhortó al Consejo Nacional Electoral (CNE) a sancionar a la oposición por “hacer campaña mentirosa sin argumentos”.

Publicidad

Contó que Alianza PAIS (AP) y su gobierno están confiados de ganar este proceso electoral, descartando así que su movimiento esté preocupado por una posible baja en las encuestas por el apoyo al Sí.

Firmó el decreto sin número que pone en vigencia el sistema de abono tributario, para reemplazar a las Preferencias Arancelarias Andinas (Atpdea, por sus siglas en inglés), cuya continuidad se discutía al momento de la tensión diplomática Ecuador-Estados Unidos.

Aseguró que la reunión con AP el jueves anterior fue para pedirles que el Viernes Santo no se haga campaña electoral. Pero confirmó que en la reunión sí se evaluaron los resultados de las encuestas, así como la nueva estrategia para agudizar la campaña, que desde mañana será puerta a puerta.

Comparó la coyuntura política con la historia de Jesús. “¿Por qué lo matan a Jesús? Lo que pasaba es que los sumos sacerdotes querían seguir en el poder: hay que matarlo. Es lo mismo; yo no soy mala persona, pero (dicen) hay que destrozar a este mono caretuco”.