En el balneario guayasense de Playas (General Villamil), la gente retorna a sus hogares desde las 23:00, tras el anuncio de las autoridades locales de que se suspendió la alerta por posible tsunami.

El corresponsal Nestor Mendoza indicó que el mar estuvo en calma; las personas que estaban albergados en planteles ya comenzaron a volver a sus viviendas.

Unos 6.000 moradores de las localidades del cantón habían llegado desde temprano a los albergues de las zonas altas en el barrio Balcón del Pacífico, donde estaban instaladas baterías sanitarias y
energía eléctrica.

Otra parte fue evacuada  hasta Juan Gómez Rendón (Progreso).  Los primeros evacuados fueron de los barrios Bellavista y San Vicente.

La evacuación se dio con normalidad, de acuerdo a lo programado. A las 12 de este viernes comenzó la evacuación en Posorja y Data de Villamil. Y le siguió el cantón Playas a las 2 de la tarde. La mayoría de negocios se cerraron y los bancos dejaron de atender.

Según autoridades, en los 30 kilómetros que componen la faja costera de este cantón guayasense, se evacuaron a unas 20 mil personas. Cerca de la noche se dio un toque de queda en el cantón.