QUITO
.- El denunciante del supuesto funcionamiento de una red de corrupción para autorizar la operación de casinos administrados por la empresa Invermun en Guayaquil, Jaime Solórzano, fue acusado ayer por la Fiscalía del delito de ofensas con amagos o injurias a ministros, diputados, magistrados, jueces o gobernadores.

Se abstuvo de acusar a Fabricio Correa, hermano del mandatario Rafael Correa, quien hizo pública esa denuncia ante la Comisión de lo Económico de la Asamblea, cuando leyó la declaración juramentada suscrita por Solórzano, ex ejecutivo de Invermun, y en la que este afirmaba que Invermun dio comisiones a varios funcionarios del Gobierno, entre ellos Vinicio Alvarado, secretario de la Administración, a quien dijo haber entregado personalmente $ 10 mil, a nombre de la empresa.

La acusación de la Fiscalía fue emitida durante la audiencia de convocatoria a juicio que se realizó ayer ante el juez 15º de Garantías Penales de Pichincha, Freddy San Martín, dentro del proceso contra Solórzano por supuestas injurias.

Publicidad

El delito de ofensas por el que se lo acusa está contenido en el artículo 231 del Código Penal, que establece una sanción de 15 días a tres meses de prisión y una multa de $ 8 a $ 48.

La denuncia fue realizada por Vinicio y Fernando Alvarado, secretario de Comunicación, y por el asambleísta de PAIS, Juan Carlos Cassinelli.

Según la defensa de los Alvarado, el escrito de Solórzano es un documento privado que no fue protocolizado, ya que el notario solo dio fe de la autenticidad de su firma.

Publicidad

Joffre Campaña, abogado de Solórzano, solicitó al juez que anule sus actuaciones en el caso por errores de procedimiento: se omitió la notificación con el inicio del proceso y por el hecho de que la conducta de la que se acusa a su cliente está prescrita, agregó.

Mientras, el juez San Martín ofreció pronunciarse sobre el inicio de la etapa de juicio tras revisar el expediente.

Publicidad

Cuestionamiento
Según Joffre Campaña, abogado del acusado, la Fiscalía actuó como defensora de los hermanos Vinicio y Fernando Alvarado, en lugar de indagar las denuncias de irregularidades en el caso Invermun.

Abogado compartido
El defensor de Solórzano además sostuvo que su cliente no tiene la culpa de que Fabricio Correa haya hecho pública su declaración juramentada ante la Asamblea Nacional. Campaña también es abogado del hermano del Presidente de la República.