AFP
QUITO.- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, advirtió el sábado que continuará el combate a la minería ilegal mediante operativos policiales, que hace tres días derivaron en enfrentamientos con mineros informales dejando cinco heridos.

"Seguiremos con estos controles, no permitiremos que se destruya la naturaleza", expresó el mandatario en su informe sabatino de actividades.

El miércoles, los choques tuvieron lugar en la localidad de Paquisha (provincia de Zamora Chinchipe, sur), cuando unos 500 agentes se dirigían a un sector rural para desalojar a mineros informales, cumpliendo una orden del gobierno que anunció un combate a la minería ilegal.

Cuatro trabajadores y un policía resultaron heridos durante la refriega. "No permitiremos que nuestro país caiga en la situación de otros países donde hay extensos territorios que no están bajo control del estado sino bajo el control de actividades ilegales", señaló el presidente.

"Estamos hablando de minería ilegal de mediano tamaño, con maquinaria, capitales, grandes empresarios, muchos extranjeros, de dudosa procedencia", añadió y descartó que los operativos sean contra mineros artesanales.

Correa ordenó el pasado 4 de septiembre desalojar la maquinaria no autorizada que opera en varias regiones del país, incluida la frontera con Colombia, al anunciar un combate a la minería ilegal que, según él, está destrozando el medio ambiente.